Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Pagni y Bonelli: Qué hará Macri después de ganar en el 22-O

Macri ya tiene su plan para después de la elección

MINING PRESS/ENERNEWS/La Nación

CARLOS PAGNI

Mauricio Macri y su equipo más íntimo contienen la respiración. Las encuestas les sonríen, y no quieren que se mueva una hoja hasta el 22. En la consola que controla Marcos Peña, las encuestas prometen una oleada de votos. Esteban Bullrich podría ganarle por 6 puntos a Cristina Kirchner. La diferencia que sacaría Héctor Baldassi sobre el peronismo de Juan Schiaretti en Córdoba podría ser superior a 15 puntos. En Cambiemos esperan imponerse también en Santa Fe. Dan por ganadas también La Pampa, San Luis y Entre Ríos. Y aparecen novedades inesperadas. Un repunte del oficialismo en Salta.

Juan Manuel Urtubey, que había conseguido un gris 37,9%, se siente ahora más amenazado por el intendente de la capital, Gustavo Sáenz, aliado de Cambiemos. Y el controvertido Juan Manzur, en Tucumán, observa cómo José Cano achica bastante la diferencia de agosto, que fue de 22 puntos.

Sobre la presunción de esta plataforma de poder la Casa Rosada planifica sus próximas jugadas. Negocia un paquete fiscal con el PJ, sobre textos que todavía se están redactando. Y casi definió el acuerdo con el sindicalismo, para un conjunto de reformas que superen el mero blanqueo laboral. De a poco, se insinúan otros objetivos.

La noche del jueves pasado, Elisa Carrió recibió un informe de Marcos Peña, Mario Quintana y Horacio Rodríguez Larreta sobre el programa que se inicia el lunes 23. El encuentro fue promovido por Fernando Sánchez, un incondicional de Carrió que trabaja con Quintana. En esa comida se habló del capítulo que más interesa a la Coalición Cívica: el institucional.

Las iniciativas laborales serán analizadas hoy, a las 15.30, en el Senado. El presidente de bloque del PJ, Miguel Pichetto, recibirá al secretariado de la CGT. Es la última puñalada sindical a Cristina Kirchner. Las dos conducciones que se encontrarán forman un eje estratégico para la vida del peronismo. Y para las relaciones de ese partido con el Gobierno.

Además de los proyectos que el movimiento obrero discute con Jorge Triaca, en esa reunión aparecerá la pesadilla que atormenta hoy al gremialismo: el avance judicial sobre algunos dirigentes. Ahora llegó el turno de Víctor Santa María, representante de los encargados de edificios y, sobre todo, editor de Página 12. Santa María es acusado de lavado de dinero. Pero en el PJ creen que el Gobierno lo tiene en la mira por otro motivo.

Un importante dirigente de ese partido explica: "Aunque Macri nunca lo quiso, por enfrentamientos que vienen de Boca Juniors, el problema no es con Víctor. Es con [Horacio] Verbitsky, por las notas que escribió sobre el blanqueo impositivo". Este jerarca del PJ se refiere a varias columnas en las que Verbitsky reveló la participación de familiares y amigos del Presidente en ese jubileo. Esa cobertura indignó al oficialismo. No sólo por cómo afecta a la familia Macri. También porque puso en evidencia que la AFIP no puede garantizar el secreto fiscal. Macri está esperando una respuesta sobre esa filtración. Y no la consigue ni en la AFIP ni en la AFI, las dos sedes donde la reclama. "Si tienen la ilusión de que Santa María les dé una pista, que se olviden. Él no controla a Verbitsky, ni a nadie de la redacción".

Un pragmático amigo del gremialista reflexiona: "Víctor fue desatinado. Compró Página pensando en el triunfo de Scioli. Ganó Macri y ahora tiene que sostener el diario con plata del gremio". A diferencia de otros colegas, Santa María tiene una ventaja: el juez que, por ahora, debe investigarlo es Claudio Bonadio. ¿Querrá un juez tan identificado con el peronismo avanzar sobre el presidente del PJ Capital? En Comodoro Py estas variables son más gravitantes que la letra de los expedientes.

Santa María no es el único magnate de la prensa que apostó al candidato equivocado. Cristóbal López y Fabián de Sousa no saben ya qué hacer para demostrar que abandonaron a Cristina Kirchner. "Ofrecen todo con tal de no ir presos", explica un lacónico funcionario de Cambiemos. Intentaron vender su conglomerado mediático al mendocino Orly Terranova, amigo de Nicolás Caputo y, sobre todo, cofrade de Emiliano López, hijo de Cristóbal, en el automovilismo. Pero Terranova puso marcha atrás. En especial cuando Macri le adelantó: "Te voy a decir lo mismo que le dije a [Marcelo] Tinelli cuando me consultó por el mismo negocio. Si pensás financiarte con publicidad oficial, no compres nada, porque no la vas a tener". López, un industrial de la evasión fiscal, sigue sufriendo. La AFIP se niega a renegociar su deuda, porque no corresponde incluir en un plan de pagos los más de $ 8000 millones de impuestos que cobró a los consumidores de combustibles y no transfirió a la DGI.

Los tribunales de Comodoro Py son otro objetivo del Gobierno. Y, en especial, de Carrió. Después de la suspensión del camarista Eduardo Freiler, el oficialismo pretende avanzar sobre Daniel Rafecas. Fue quien se negó a que la estridente denuncia de Alberto Nisman contra la señora de Kirchner fuera, al menos, investigada.

Las acusaciones contra Rafecas en el Consejo de la Magistratura se alimentan, por supuesto, con argumentos menos politizados. El más relevante es el que le atribuye haber permitido que se adulteraran libros de Hotesur, la empresa de los Kirchner. Rafecas alegó que ese fraude se produjo en Santa Cruz, por culpa de Romina Mercado, la sobrina de Néstor Kirchner. Cita al fiscal Gerardo Pollicita para aclarar que cuando la documentación llegó a su juzgado ya estaba adulterada. Tres subordinados de Rafecas Adrián Rivera Solari, Carolina Elías y Cristian Pardiño- declararon lo mismo ante el Consejo. Es verdad que si hubieran dicho lo contrario se habrían autoincriminado. Eran ellos, sobre todo Elías, los custodios de los libros de Hotesur.

Para los acusadores de Rafecas es sospechoso que después del escándalo de los libros Elías haya renunciado. ¿Es verdad que fue para trabajar en un estudio que defiende a Martín Báez, el hijo del ya legendario Lázaro? Un día antes de declarar a favor de Rafecas en la Magistratura, la doctora Elías pasó por el juzgado. Los detractores del juez dicen que fue a preparar lo que diría. Es muy difícil demostrarlo.

Los representantes de Cambiemos en el Consejo acumulan otras recriminaciones contra Rafecas. Le imputan haber cajoneado varios expedientes, molicie por la que renunció uno de sus secretarios, Federico Toledo.

El juez, sin embargo, parece estar a salvo. Los jueces de la Magistratura no castigan a un colega por pecados que suelen cometer todos. Además, el PJ no encuentra motivos para defenestrarlo, ya que Rafecas abandonaría su juzgado. Se postuló para defensor general adjunto. "Si se va, ¿para qué vamos a ensañarnos?", se pregunta un decisivo peronista.

Macri saldrá de los comicios con un poder extraordinario. Aun así, algunos de sus objetivos siguen siendo inalcanzables.

Macri prepara una reducción del Gabinete después de las elecciones

CLARIN

MARCELO BONELLI

En la Casa Rosada descuentan un espaldarazo electoral. Así lo dice Macri en la intimidad: "El 22 arrasamos".

Mauricio Macri decidió aplicar una propuesta que evalúa hace tiempo y genera ruido en Cambiemos: un recorte de ministros en el Gabinete nacional. El plan integra una estrategia global: “Recorte de gastos políticos”. La idea surgió de la mesa chica de poder: Macri, Maria Eugenia Vidal, Horacio Larreta y Marcos Peña. El jefe de Gabinete es el más moderado para los cambios. La gobernadora, la más entusiasta.

Todo se aplicará después del 22 de octubre. En la Casa Rosada descuentan un espaldarazo electoral. Así lo dice Macri en la intimidad: “El 22 arrasamos”. El programa de recortes de gasto incluye bajar el presupuesto de la Legislatura bonaerense y del Congreso Nacional.

Pero el plato fuerte está en la propia Casa Rosada: Macri estudia dar una señal de austeridad, recortando el inmenso gabinete que armó en el 2015. Ya se habla de un recorte de alrededor de 6 carteras y la fusión de muchas secretarías y subsecretarías.

En observación hay al menos 10 áreas como la de Medio Ambiente, Defensa, Justicia, Interior, Seguridad, Ciencia y Técnica, Producción y Turismo. Las evaluaciones son secretas y están en poder de solo un puñado de íntimos del Presidente. Un par de funcionarios que serían desplazados podrían tener una compensación: para ello están libres embajadas como la de Francia y Washington.

Igual, los eventuales cambios pusieron en alerta a los radicales. En la UCR se resisten a la idea que existe en la Casa Rosada: se afirma que después de las elecciones Macri se cerrará aún más sobre su círculo de confianza. Esto genera un estado de ansiedad entre muchos ministros y dirigentes que no gozan de la total aprobación de Macri.

Macri – por ejemplo – está molesto con quienes llevaron adelante el caso Odebrecht.

La falta de resultados, expone al Presidente internacionalmente. Se trata de una mácula donde Macri acumuló éxitos. Peor aún porque abre suspicacias internas: ¿fue negligencia o se quiere tapar algo o a alguien?

Lo cierto es que Argentina no logró un acuerdo con Odebrecht y eso asegura impunidad para Julio De Vido y funcionarios que cobraron coimas por 32 millones de dólares.

Así, Argentina se iguala con países muy cuestionados en el exterior: Argentina, Venezuela y Angola son los únicos que no llevan adelante investigaciones serias por Odebrecht. Solo se investigan a perejiles .

El Gabinete tiene 23 ministerios - algunos con rango de ministros – y en muchos casos pasa lo siguiente: ni se conoce qué hacen y, en otros, la gestión fue deficiente.

Así, Macri también quiere dar una señal política a bajo costo: mostrar un marketing de austeridad, que el Gobierno no tuvo durante sus primeros años. Desde el inicio de su gestión el déficit fiscal aumentó, por encima del astronómico rojo que dejó Cristina. Ahora sería de 8 puntos del PBI. Se trata de 48.000 millones de dólares. Esto incluye déficit cuasi fiscal - la bicicleta financiera –del BCRA y el descontrol de las provincias.

También sería un gesto político para la sociedad. Hasta ahora, los recortes de gastos, incluyeron un gran ajuste y aporte de la población. Fueron fruto de la quita de subsidios, y no de un ajuste de la burocracia.

Macri trabaja el recorte con su íntimo grupo de colaboradores. El rediseño está a cargo de Mario Quintana, Gustavo Lopetegui y Andrés Ibarra. Las reuniones son secretas y de la evaluación política participan – obvio – el propio Presidente y el jefe de Gabinete.

El tamiz político final hizo que – entre otras – se desechara la idea inicial de fusionar Agroindustria con Producción.

La intención era dejar todo en manos de Francisco Cabrera. Existen críticas internas a la gestión de Ricardo Buryaile. En especial una: que no capitalizó para la Casa Rosada, los fuertes beneficios que Macri le otorgó al campo. Luis Etchevehere – conociendo esto – fue una opción de relevo. La Sociedad Rural lo fogoneó.

Pero hay una necesidad política y eso frenó los planes iniciales de la Jefatura de Gabinete: quieren fortalecer a Buryaile como candidato a gobernador de Formosa para el 2019 y para eso necesita continuidad en su ministerio.

Otro tanto ocurre con Ciencia y Técnica : muchos sueñan con desplazar a Lino Barañao, pero su salida generaría un serio conflicto con la comunidad científica. El recorte del Gabinete será preciso y quirúrgico.

Por eso llama la atención la pasividad del Gobierno con ex funcionarios: Ricardo Echegaray sigue en la AFIP y ahora se refugia en el Parlamento. Esta semana se aprobó su pase en comisión con un sueldo bruto de 110.000 pesos. Echegaray utilizó la AFIP para perseguir adversarios y es el responsable de encubrir graves delitos: negociados de Lázaro Báez, estafas de Cristóbal López y beneficios a Amado Boudou.

En Ciccone utilizó a un funcionario de confianza . Se trata del procesado Rafael Riesnick Brenner, quien creó un sindicato trucho – de solo 100 agremiados – para tener fueros y seguir, aún ahora, en la AFIP. Ambos están protegidos. Dicen que Echegaray centra su poder en una cuestión: el robo de informes secretos de inteligencia de la AFIP sobre el patrimonio de la cúpula de poder en Argentina. 

Volver a la Home
  1. Escribe Meyer: Renovables en Chile con nuevos tiempos y desafíos
  2. Escribe Alonso: El supercontinente Amasia
  3. Bonelli: Lagarde quiere ver a Macri y la oposición argentina
  4. Escribe Paz Herrera: YPF, el fraude continúa
  5. Tejada: El pecado original de Agua Negra
  6. Olivera: Macri no quiere echar nafta al fuego. Tenembaum: Poder económico debilita y amenaza
  7. Ruocco: La incertidumbre del plan nuclear pasa factura
  8. Bonelli: Crisis e internas en la Casa Rosada
  9. Escribe Nicolás Santos: Por qué la ley de renovables complica el mercado de trabajo
  10. Escribe Etcheverry: El Limay, otra "vía" para Vaca Muerta
  11. Escribe Francisco Tosi: ¿Por qué no nacen empresas?
  12. Escribe Alonso: Especies minerales argentinas
  13. Escribe Daniel Montamat: ¿Por qué la energía está dolarizada?
  14. Escribe Eduardo Rubio: El Mangrullo, hipocresía y demagogia
  15. Bonelli: Postergarían la reforma tributaria para cumplir con el FMI
  16. Escribe Aguirre: Tensión económica no debe frenar desarrollo de las renovables
  17. Olivera: El Estado se devora a sus hijos bastardos. Scibona: El desafío de adaptar las palabras a los números
  18. Escribe Muñoz: Energía renovable y proyecciones para Chile
  19. Bonelli: La letra chica del acuerdo con el FMI y el dólar que busca el Central
  20. Juan Pablo Amar: Las Microredes Híbridas han llegado para quedarse
  21. Daniel Bosque: Nuevas caras ¿Otros rumbos?. Julio Villalonga: Los nuevos desafíos
  22. Bonelli: Historia secreta de la salida de Sturzenegger
  23. Escribe Alonso: El martillo geológico y su historia
  24. Brosset: Estrategias de crecimiento en la minería peruana
  25. Aravena González: Claves del crecimiento chileno
  26. Alexander Müller: La aceleración de la economía peruana
  27. El Comercio: Retos mineros en el Perú
  28. FMI x 2: Oña: Con la economía dada vuelta. BonellI: Ganadores y perdedores
  29. Expertos: Renovables, la alternativa de crecimiento de Argentina
  30. Falsas denuncias: La opinión de La Nación sobre Petrobras y Pampa
  31. Escribe Turcumán: Vinos y una esperanza, las sorpresas de Shandong para Uñac
  32. Las bambalinas del aumento a los combustibles. El factor FMI
  33. Escribe Carlos Monjo: Ambientalistas y recursos minerales en Mendoza
  34. Obispo de Cajamarca quiere minería al servicio del pueblo
  35. Escribe Lavandaio: Fracking e ideología
  36. Antiminería y Glaciares: Taillant critica el impacto de la actividad
  37. Mariano Fernández: La minería y los excesos del ambientalismo
  38. Escribe Alonso: Los duendes de las minas
  39. Bonelli: Negociaciones con el FMI. Fermo: ¿Churchill o Durán Barba?
  40. Rivera (IIMP): ¿El nuevo rumbo de las inversiones mineras?
  41. Escribe Lavandaio: Fracking y minería, dos caras de una misma moneda
  42. Escribe Alonso: La minería es intrepidez y trabajo
  43. Bonelli: Sacudón US$ y apoyo a Sturzenegger
  44. Escribe Alonso: El patrimonio paleontológico de Salta
  45. Humala y Nadine libres. "La cana y los lornas", por Gustavo Gorriti
  46. Rivera (IIMP): La inversión social minera en las regiones
  47. Escribe Mauricio Macri: Cuidemos el consumo de energía
  48. Wende: Cuál es el peso de los impuestos en las facturas de luz y gas
  49. Bonelli: Quintana VS. Sturzenegger por el dólar
  50. Escribe Alonso: Lola Mora y su filosofía del esquisto
Reciba Mining Press
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual