Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Historia

Escribe Alonso: Lola Mora y su filosofía del esquisto

MINING PRESS/El Tribuno

Ricardo Alonso*

El martes 10 de abril, en la Fundación Salta, se llevó a cabo una jornada sobre "La mujer en las ciencias", para conmemorar el Día del Investigador Científico y en adhesión a la celebración de los 55 años de la Universidad Católica de Salta (Ucasal).

El núcleo de dicha jornada fue un homenaje a la memoria de la Dra. Marta de la Cuesta. La organización del evento estuvo a cargo de la Dra. Constanza Ceruti, del Instituto de Investigaciones de Alta Montaña, y de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Ucasal.

Sobre distintos tópicos académicos disertaron Cristina Bianchetti, Susana Caro, Irene Romero, Josefina González Diez, Gloria Lisé, María del Valle Correa, Constanza Ceruti y el suscripto. En mi caso propuse abordar la vida de Lola Mora, no ya en la faceta de artista universal en la que todos la conocemos, sino en un aspecto menos conocido que fue su rol de investigadora científica en los ámbitos de la minería y del petróleo.

Dolores Candelaria Mora Vega de Hernández (1866-1936), más conocida como Lola Mora, brilló en la plástica universal al convertir rudos bloques de mármol en bellísimas estatuas. La "Fuente de las Nereidas", en Buenos Aires, es una muestra sublime de su arte imperecedero. Al igual que una decena de alegorías que se distribuyen en algunas ciudades argentinas, especialmente en Rosario, Tucumán y Jujuy. Salta, la tierra que la vio nacer en la finca El Dátil, en el sureño departamento La Candelaria, conserva una hermosa estatua en homenaje a Facundo de Zuviría.


Del arte al yacimiento

Su vida tuvo un quiebre paradigmático que la llevó a cambiar radicalmente su exitosa carrera para dedicarse a un asunto completamente distinto y ajeno a su formación profesional. Dejó el arte y se dedicó a la minería y al petróleo. Intentó todas las etapas de la actividad minera desde la prospección, exploración y explotación, hasta el beneficio de las sustancias minerales. Se internó en las montañas de la Puna en busca de oro, plata, cobre y azufre. Lola exploró yacimientos que antes habían trabajado los indígenas, más tarde los incas y los conquistadores españoles, los hombres de la colonia, y así sucesivamente por distintos mineros durante siglos.

Desafió los cánones de la época ya que para entonces la minería era cosa de hombres. Escribía y hacía ella de puño y letra los pedidos de cateo, dibujaba los croquis, pagaba los sellados de ley, sacaba las muestras legales, realizaba los denuncios en la vieja dirección de minas, se avenía al régimen minero de ubicar las minas en el terreno, mensurarlas, amojonarlas, establecer la labor legal en los criaderos descubiertos, entre otras faenas del arte minero. Ella, junto a unos pocos ayudantes y a su fiel perro ovejero Bimbo, llegaba hasta donde alcanzaba la punta de riel del C-14 y luego se adentraba a los cerros en busca de los minerales deseados. Pero no solamente estaba interesada en los metales preciosos, sino también en el petróleo, gas y todos sus deriva dos.

La piedra filosofal

Tampoco quería competir contra las grandes petroleras nacionales y extranjeras, que ya estaban actuando en nuestro país, y para lo cual no le alcanzaban sus exiguos capitales. A ella no le interesaba el petróleo de pozo, o sea el llamado convencional, sino los que hoy en día se llaman precisamente "hidrocarburos no convencionales".

Como bien decimos, se les llama hoy en día, pero ella planteó esta cuestión en la década de 1920 y se convirtió en una auténtica pionera nacional en el tema. Lola estaba convencida de que esas rocas negras que había visto en su niñez aflorar en los cerros del sur provincial y que alguien posiblemente la sorprendió mostrándole cómo ardían al acercárseles una llama o fuente de calor, podrían llegar a ser la piedra filosofal para el aprovisionamiento de energía que iba creciendo geométricamente en la primera mitad del siglo XX.

Lola era una mujer brillante, genial; fuera y más allá de su tiempo. Se puso a trabajar con ahínco en el estudio de los esquistos bituminosos, especialmente los que afloran en el arroyo Los Negros, en la Sierra de la Candelaria (Rosario de la Frontera, Salta). Todavía quedan allí cubiertos por el monte tupido las ruinas de la casa que habitó Lola Mora, los restos de los tanques galvanizados y los hornos a leña donde destiló los hidrocarburos. También un socavón llamado Cueva del Negro, de donde extrajo originalmente los esquistos para las pruebas. Gran parte de esto lo sabemos por dos vías.


Una de ellas es el feliz, circunstancial y casual encuentro que tuvo Lola Mora en Salta con el poeta Rafael Alberto Arrieta (1889-1968) en el viejo Gran Hotel u Hotel Plaza, en frente de la plaza 9 de Julio, en las esquinas de España y Zuviría. Allí una placa de mármol, en la ochava de la pared, recuerda hoy algunos de los grandes hitos en la vida de Lola Mora. Lola le expuso a Arrieta sus ideas sobre el gas y petróleo de esquisto y las tareas de investigación química y geológica que estaba llevando a cabo ¬a pesar de la indiferencia criminal de nuestros gobiernos!, le dice. Lola Mora mantuvo luego correspondencia epistolar sobre el asunto que, por fortuna, Arrieta volcó en su libro "Lejano ayer".

"Problemas resueltos"

La otra fuente documental es un folleto rústico, de 52 páginas, que publicó en Salta en 1926, bajo el título "Combustibles (Problemas resueltos)" y que está firmado como L. M. H. (Lola Mora Hernández). Téngase presente que a pesar de haberse divorciado de su marido por una infidelidad de aquel, seguía utilizando su apellido de casada tanto en este caso como en numerosos expedientes mineros. 

Volver a la Home
  1. Cannabis: "Trump hace grande a Canadá", dice broker
  2. Escribe Alonso: Minerales nuestros de cada día
  3. Epstein: El verdadero problema de la Argentina
  4. Lapeña: 2018, año de grandes incertidumbres energéticas
  5. Bonelli: La trama de las preocupaciones en Wall Street sobre la Argentina
  6. (Editorial) En San Juan, los árboles valen más que el oro
  7. Experto: ¿EE:UU y Arabia Saudita ponen en riesgos los mercados petroleros?
  8. Experta: Minería en México, en mira del narcotráfico
  9. Bonelli: Los planes para “encapsular” los efectos de la corrupción
  10. Escribe Alonso: Salta y su potencialidad productiva única
  11. Analista de Mercados: El oro, atrapado en un triángulo simétrico
  12. Escribe Ricardo Lagos: Contaminación, la epidemia actual
  13. Camilo Ferreira (Wiñaq): Política, extractivismo y anti minería en el Perú
  14. Voces en Mendoza: Minería y pasiones. Lavandaio: Sin propuestas. Sosa: Es San Jorge
  15. Miriam Leitão: La verdad ineludible en Petrobras
  16. Escribe Alieto Guadagni: Desaprovechamiento del potencial minero argentino
  17. ¿Argentina está produciendo demasiado gas natural?
  18. Montamat: Energía argentina, un problema y parte de la solución
  19. Bonelli: Pelea entre colosos de Wall Street y el FMI por la crisis argentina
  20. ¿Cuál es el costo real de la energía en tiempos de dólar histérico?
  21. (Escribe Villalonga) Sale Caputo, se fortalece Dujovne: ¿un pedido del Fondo?, ¿y "los mercados"?
  22. Parisi: La Argentina es un país gasífero, no petrolero
  23. Escribe Alonso: Museo de Rio, las cenizas de la Historia
  24. (Chorny) Vaca Muerta: Salvación para Macri, geopolítica para Trump
  25. Escribe Puigdomenech: Protección de glaciares, entre las evidencias y el macaneo
  26. Cavallo: ¿Convertibilidad 2018? Parodi: La economía bimonetaria en Perú
  27. Bonelli: La economía argentina, ante la temible “estanflación”
  28. García Gómez (CEDYAT): La revolución 4.0 y el sector público argentino
  29. (Escribe Villalonga) Crisis argentina: ¿Se va Dujovne y entra Melconian?
  30. Gasoductos: Nord Stream 2 podría ser imparable
  31. Saharrea: Retenciones en San Juan y el silencio de los inocentes
  32. Alieto Guadagni: Energía, ambiente y educación
  33. Bonelli: El FMI quiere que el dólar gire en torno de los 40 pesos
  34. (Escribe Villalonga) Posverdad y posmentira: los medios en la era de las redes
  35. Escribe De la Flor (SNMPE): La locomotora minera del Perú
  36. Francisco Tosi: Propuestas prácticas para la economía argentina
  37. Minería y Glaciares: Lavandaio critica a Carolina
  38. Super bonos según Cerna: Mando y liderazgo en las mineras de Chile
  39. Escribe Montamat: La revolución energética posible
  40. Scibona: Vaca Muerta, la apuesta a generar más dólares
  41. Escribe Castro: La estrategia argentina de desarrollo para el siglo XXI
  42. Carnicer (HUB Energía): Vaca Muerta es una realidad
  43. Alieto Guadagni: Responsabilidad en la minería argentina
  44. Cabot: "El club de la obra pública", obsceno show de la corrupción
  45. Borinsky: Cuadernos y el ABC de la Ley del Arrepentido
  46. Escribe Alonso: Mitos mineros urbanos
  47. ¡Argentinos, a las cosas!: La minería sustentable, según La Nación
  48. De Solminihac: En seguridad minera, no dormirse en los laureles
  49. Cuadernos x 2. Pagni: Gobierno y transparencia. Bonelli: Testimonio complica a CFK
  50. Marcial García: Quellaveco, lo bueno se hace esperar
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual