Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Las bambalinas del aumento a los combustibles. El factor FMI

ENERNEWS

JAIRO STRACCIA (*)

 

 Macristas anónimos Atrapados por el péndulo ¿Dolarizar? Arranque de campaña y reclamo de ladridos Los que conocen el mercado petrolero dicen que las escenas del último viernes en el Ministerio de Energía eran inéditas, bizarras y hasta desopilantes.

 En una negociación de cuatro horas, Juan José Aranguren encabezaba por segundo día consecutivo las discusiones con las principales figuras del empresariado energético del país. Los ubicó en cuartos separados. En una habitación, productores.

En la otra oficina, refinadores. Cuando se juntaban a intercambiar propuestas, Aranguren los dejaba solos, para que todo fluyera, tal vez. Figuras como Marcos Bulgheroni, de PAE y heredero de una de las mayores fortunas del país; Miguel Gutiérrez, presidente de la petrolera estatal YPF, o referentes de las principales compañías del rubro como la francesa Total o Tecpetrol, debatían casi jugando al design thinking petrolero qué hacer con el precio de la nafta en un contexto de aumento del dólar y suba del barril de crudo, con un gobierno que se tapa la cara y espía entre los dedos lo que viene: estancamiento y más inflación.

Puede ser que, aunque se trate de otro castigo más al bolsillo, no haya sido, según los entendidos, una decisión pésima la de cuotificar los aumentos de un bien, el combustible, que genera dolores de cabeza a los gobiernos de todo el mundo. Pero lo que evidencia el encuentro cool del viernes es el tremendo bardo en el que se ha convertido la política petrolera en la Argentina ya bien entrado este gobierno. Enero de 2017, camino gradual hacia la liberalización.

Hasta entonces, iba a haber revisiones trimestrales. Llegó la de septiembre, había que ajustar. Para no hacerlo antes de las elecciones, se liberalizó de una el mercado. Pero nos crecieron los enanos apenas pusimos el circo: desde entonces el barril pasó de 65 a casi 80 dólares. Después de las elecciones legislativas, entonces, hubo más aumentos, uno atrás de otro como cachetada de loco. Llegó mayo de 2018, se cortó lo de la liberalización.

Tras la corrida cambiaria que desnudó todos los alambres del modelo, congelamiento por 60 días. Ni siquiera llegamos. En el medio, la AFIP mete actualización por inflación de un impuesto que lleva la nafta. Era mínimo pero mostraba que el equipo otra vez no coordina mucho. El arquero nunca grita “mía” o el defensor nunca lo escucha. Ultimo día de mayo, ya está: preacuerdo para armar desde julio, un esquema de incrementos mensuales hasta octubre de 2019. ¿2019? Nah. Esto es Argentina, amigo, ciencia ficción. Al día siguiente, anteayer, en la sesión cool de Aranguren, se cae ese preacuerdo.

Y se termina también definitivamente el congelamiento que iba a ser por 60 días y duró 32. Aumento para junio y julio. Para después del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional se agenda rever toda la política petrolera con un nuevo pacto. Será para julio o agosto. Largo plazo. Si ahora hubo métodos innovadores para la discusión, manden a buscar pufs, masajistas, no sé. Lo que sí, péguenle un llamado al jefe del Banco Central. Dice Federico Sturzenegger que no le avisaron del aumento de diciembre pasado en las naftas y se le complico (más) todo.

 No sé qué dirá de este incremento. Ni de todos los que vendrán. A ponerse. Ahora, ¿qué tienen en común la enésima suba de naftas, el veto al freno de las tarifas y que no bajen las retenciones al campo? La concepción general del Gobierno de que se pague “el precio de mercado” por todos y cada uno de los bienes y servicios que se consumen, porque con ello, entienden, habría una contraprestación virtuosa en cada caso: inversiones en petróleo y gas, no se va a cortar la luz, y más actividad y desarrollos gracias al agro.

La idea de que si uno paga un servicio recibe algo a cambio. Es posible que sea la idea de fondo también del presidente Mauricio Macri cuando pide esfuerzos, menos consumos o ahorros a la población: que paguen el precio de un ajuste hoy, porque llegará el desarrollo, el crecimiento sostenido.

El titular de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, presentó esta semana una resolución para que las empresas de servicios faciliten la posibilidad de los clientes de darse de baja de una empresa. Una idea que bien podrían agradecer los que pagaron con su voto y ahora sienten que los están estafando. Tal vez quieran darse de baja

 *Editor de Economía de Diario Perfil.

El acuerdo petrolero atado al FMI

El Gobierno apuesta a que el dólar se mantenga estable y el petróleo baje en el mundo para evitar fijar un barril criollo, con un precio del crudo local artificialmente bajo

Tras una reunión de más de cuatro horas con unos sesenta ejecutivos petroleros, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, propuso reformular el acuerdo de estabilidad de precios de los combustibles y atarlo al éxito de la negociación del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 El encuentro, tras el que se determinó una suba el fin de semana de 5% en las naftas y 4,5% en el gasoil, con un aumento adicional de 3% en julio, estaba trabado hasta que un funcionario propuso patear la pelota para adelante, señaló El Cronista.

El precio de las naftas depende en un 89% del valor del crudo a nivel internacional, según consta en la letra del acuerdo firmado el 8 de mayo, que ya pasó a mejor vida. El Brent, que cotiza en el mercado de futuros de Londres y es la referencia para Argentina (pese a que ya surgen críticas por el cambio de referencia, que solía ser el WTI, de Estados Unidos, que está más bajo), cerró la semana a u$s 76,61 por barril, después de superar los u$s 80 cuando promediaba mayo.

A principios de abril, cuando las petroleras argentinas habían aplicado el ahora penúltimo incremento en los surtidores, cotizaba u$s 67. El dólar rondaba por entonces los $ 20,50. El viernes a la noche el Ministerio de Energía emitió un comunicado que les costó entender a algunos especialistas del sector.

 

Volver a la Home
  1. Herrera: ¿Argentina es el canario de la mina de la crisis turca?
  2. Experta: Chile no piensa la minería a fondo fondo
  3. Transferencia de Edenor y Edesur: siete preguntas oportunas
  4. El combo australiano minería-rugby en San Juan
  5. Gloriagate x 2: Bonelli: Videos, delaciones y recesión. Burgueño: Cuadenos K afecta crecimiento
  6. Rodríguez Manrique: Litio, ¿una cura para la depresión económica?
  7. Escribe Alvaro Ríos: Macri y el laberinto energético que heredó
  8. Escribe Sánchez González: La extraordinaria revolución del fracking
  9. Escribe Campodónico: ¿Enterrando al Gasoducto Sur Peruano?
  10. Aborto: Argentina dijo No. Bosque: La primavera es inexorable
  11. Escribe Alonso: Historia y usos del grafito
  12. Gloriagate: Qué dice la Ley del Arrepentido
  13. Gloriagate x 2. Bosque: Pijamas parties y aportantes VIP. Villalonga: ¿Ni un Lava Jatito?
  14. Cuauhtémoc Cárdenas: AMLO, energía y un voto razonado
  15. Escribe Arébalos: De Rusia, con amor (o Trump y Putin)
  16. Gloriagate x 2. Fidanza: Escenarios para Cristina. Morales Solá: Debería ir presa
  17. Bonelli: Corrupción y Club de la Obra Pública. Pagni: El cuaderno que falta
  18. Escribe Daniel Bosque: Plegarias de la minería argentina a la Pachamama
  19. Julio Peña: Litio, SQM y Libre Competencia
  20. Oña: El gran temor del Gobierno, dos años con recesión
  21. Escribe Ferraro (KPMG): Los PPP viales frente a un escenario desafiante
  22. Polémico Milei: Una economía al borde del abismo
  23. Escribe Velázquez Álvarez: El ser y no ser de la minería argentina
  24. Alfredo Dongo: Perú y energías renovables sin visión de futuro
  25. Escribe Olivera: El petróleo, un arma de doble filo para Macri
  26. Escribe Montamat: El mundial de gas natural se empieza a disputar ahora
  27. Rivera (IIMP): Perú sólido frente a guerra comercial
  28. Ordoñez: Por qué caerá Daniel Ortega
  29. Marcial García (EY): El cobre y su impacto en el crecimiento del Perú
  30. Escribe Meyer: Renovables en Chile con nuevos tiempos y desafíos
  31. Escribe Alonso: El supercontinente Amasia
  32. Escribe Scibona: La energía con precios dolarizados y de mercado
  33. Bonelli: Lagarde quiere ver a Macri y la oposición argentina
  34. Escribe Paz Herrera: YPF, el fraude continúa
  35. Tejada: El pecado original de Agua Negra
  36. Olivera: Macri no quiere echar nafta al fuego. Tenembaum: Poder económico debilita y amenaza
  37. Ruocco: La incertidumbre del plan nuclear pasa factura
  38. Bonelli: Crisis e internas en la Casa Rosada
  39. Escribe Nicolás Santos: Por qué la ley de renovables complica el mercado de trabajo
  40. Escribe Etcheverry: El Limay, otra "vía" para Vaca Muerta
  41. Escribe Francisco Tosi: ¿Por qué no nacen empresas?
  42. Escribe Alonso: Especies minerales argentinas
  43. Escribe Daniel Montamat: ¿Por qué la energía está dolarizada?
  44. Escribe Eduardo Rubio: El Mangrullo, hipocresía y demagogia
  45. Bonelli: Postergarían la reforma tributaria para cumplir con el FMI
  46. Escribe Aguirre: Tensión económica no debe frenar desarrollo de las renovables
  47. Olivera: El Estado se devora a sus hijos bastardos. Scibona: El desafío de adaptar las palabras a los números
  48. Escribe Muñoz: Energía renovable y proyecciones para Chile
  49. Bonelli: La letra chica del acuerdo con el FMI y el dólar que busca el Central
  50. Juan Pablo Amar: Las Microredes Híbridas han llegado para quedarse
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual