Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Escribe Alonso: El martillo geológico y su historia

 Ricardo Alonso

El 9 de junio es el día del geólogo.

El mundo visible de la corteza terrestre y aun lo que está por debajo de ella, fue develado por los geólogos a golpes de martillo. Esta fue la herramienta fundamental que liberó esquirlas de rocas frescas que ayudaron a conocer la naturaleza íntima de los constituyentes pétreos del planeta. En especial de la corteza superficial que se encuentra a la vista. O bien del manto cuyos fragmentos arribaron a la superficie en algunas erupciones volcánicas espectaculares.

Sin ir más lejos en la Quebrada de las Conchas, camino a Cafayate, aparecen trozos de rocas del propio manto terrestre expelidas allí durante la era de los dinosaurios. Se las llama xenolitos y su nombre deriva del griego en el sentido de "rocas extrañas".

Dichas rocas son una ventana al inframundo del manto al cual no podemos llegar con ninguna herramienta actual. Pensemos que el pozo más profundo del mundo, el que perforaron los rusos en Kola, en el escudo Báltico, no pasó de 13 kilómetros. Y acá estamos hablando de rocas que vienen de 60 a 80 km de profundidad y son portadoras de una asociación mineralógica especial.

Los protogeólogos 

Lo cierto es que el martillo sirve para romper las rocas más duras y también para escarbar en los materiales blandos y alterados por los agentes meteóricos. Asimismo para abrir las capas lajosas u hojaldradas en busca de fósiles.

De allí que existan decenas de modelos para mineros, paleontólogos, petrólogos, sedimentólogos, mineralogistas, entre otros. En Argentina se lo conoce como piqueta geológica. Lo cierto es que esta herramienta se remonta millones de años atrás. Desde el momento en que los primitivos antropoides emparentados con los humanos tomaron una roca dura para romper otras que daban bordes afilados y que les servían para fabricar armas y herramientas. Hay registros de ello en capas de 3,3 millones de años de antigedad en la orilla occidental del lago Turkana, en Kenia. Se han encontrado allí rodados de basaltos y fonolitas que han sido rotos con otras rocas para obtener piedras afiladas que probablemente utilizaron para cortar vegetales resistentes.

Aquellos homínidos ya conocían bien el uso empírico de las rocas en cuanto a sus calidades de dureza y fractura. Son los más antiguos proto-

Geólogos. 

Ahora bien el martillo evolucionó desde una roca simple hasta los de cabezas de metal encastrados en una madera dura. Principalmente en el mundo minero donde era fundamental para romper las rocas mineralizadas y en especial para separar la mena metálica de la ganga estéril. Tal como lo hacían los mineros de Pericles en la antigua Grecia cuando explotaban las minas de plomo y plata de Laurión. Y los miles de ejemplos de minas alrededor del mundo, entre ellas Freiberg en la cuna de la minería alemana, que dio nacimiento a la famosa academia de minas en aquella ciudad sajona y que fue el centro intelectual más importante de la Europa continental.

Por allí pasaron sabios como Humboldt, Goethe, Novalis, Lavoisier, Lomonosov y hasta el padre de la geología argentina Alfred Stelzner, por mencionar solo algunos. Los martillos como recuerdo y como símbolo son aún parte de la rica historia de Freiberg.

"Mente et malleo"

Igualmente con el martillo geológico científico al punto que hoy existen toda clase de asociaciones que llevan los martillos cruzados como símbolo. Es más, el logo internacional de la geología es "Mente et Malleo" lo que viene a significar con la mente y el martillo. O sea utilizando el martillo y el pensamiento para resolver los enigmas del pasado geológico, esto es de la gran historia de la Tierra.

Una historia que comienza hace 4566 millones de años de acuerdo a los meteoritos que subsistieron de la nébula solar original.

Charles Darwin, que era geólogo, menciona muchas veces el martillo en sus obras. En 1835 le escribió a su primo el reverendo W.D. Fox lo siguiente: "La geología es una ciencia primordial que se inicia leyendo, pensando y martillando". Precisamente martillando logró desenterrar osamentas fósiles de grandes mamíferos extintos de la costa oceánica argentina que dispararon en su cabeza la idea de la evolución de las especies.

Los fósiles y las 2000 rocas que recogió Darwin en su viaje alrededor del mundo se encuentran hoy en la "Colección Beagle" del Museo Sedgwick de Ciencias de la Tierra en Cambridge, Inglaterra. Adam Sedgwick (1785-

1873), que definió o ayudó a definir los periodos Cámbrico, Silúrico y Devónico, fue el primer maestro de geología de Darwin. En el museo Sedgwick se encuentra también la más importante colección de martillos geológicos compuesta por 41 ejemplares que pertenecieron a los padres fundadores de la geología moderna. Entre ellos los del propio Sedgwick, además de Buckland, Conybeare, o el propio Charles Lyell. Una mirada a la colección, sobre la cual se han escrito algunos artículos y libros, ayuda a entender que el martillo se atesoraba como si la profesión fuera una logia religiosa sectaria o cuasi masónica.

El martillo ayudó a distinguir y a diferenciar a las ciencias geológicas y sus practicantes de las otras ciencias naturales emergentes en ese entonces. Sedgwick formaba parte de una cofradía de los "Hermanos del Martillo".

Una estatua de bronce en tamaño natural lo muestra a Sedgwick en el museo que lleva su nombre en traje académico con un martillo en una mano y una roca en la otra. Con su penetrante mirada, esa figura consular, parte erudito y parte geólogo de campo, parece estar custodiando a las colecciones que allí se conservan y a los visitantes del museo. En las primeras décadas del siglo XIX, a medida que la ciencia de la geología se profesionalizaba cada vez más.

 De la Tierra a la Luna

El martillo geológico es una de las herramientas profesionales más antiguas y básicas que se conocen. Tiene un papel fundamental en la adquisición del conocimiento geológico y también en la enseñanza de la ciencia. Cuando se utiliza el martillo para romper una roca y tomar una muestra se ponen en conjunción los principales sentidos.

El sonido de la roca al quebrarse, las fisuras que presenta, su dureza o fragilidad, el entramado de los minerales que la componen, el color en superficie fresca, el olor que expele al golpe del acero, que van a dar ideas sobre su naturaleza y origen.

Muchos yacimientos minerales se descubren con el primer golpe del martillo y luego se requiere de maquinarias pesadas para poder desarrollarlos. Tal vez lo más apasionante en la evolución del martillo geológico sea que llegó a la Luna en 1972, en la misión Apolo 17, de la mano del astronauta geólogo de la NASA Harrison Schmitt. Y hasta pudieron demostrar que un martillo y una pluma caen al piso lunar, en ausencia de atmósfera, en el mismo instante comprobando así la teoría de Galileo. Schmitt logró maximizar su uso por el conocimiento y entrenamiento geológico.

Los usaron para muestrear las rocas y también para arrojarlos y ver a que distancia caían. También los fotografiaron en el aire y no faltaron los que dijeron que lo que se veía en las fotografías no era el martillo sino un Ovni! Lo cual no deja de ser parte del clásico folclore pseudocientífico. Los autómatas que con su brazo mecánico arañan la superficie de Marte son un símil del martillo geológico en aquel lejano planeta rojo. Llegará el día en que las misiones tripuladas, empuñando sus martillos, vayan a buscar allí las rocas que permitan decodificar la     rica historia geológica marciana.

Volver a la Home
  1. Dos miradas sobre el gas USA: El récord en GNL y el beneficio ambiental
  2. Luis Sapag: No convencionales, mitos y verdades. Sureda: gas natural vs. renovables
  3. Experto: El desplome del gas natural no se detiene
  4. Escribe Muchnik Los vaivenes de la extrema derecha
  5. Pagni: La sofisticada estrategia jurídica que le evitó a Macri un fracaso en EE. UU.
  6. Rivera (IIMP): Proyecciones del sector minero en el 2019
  7. Kind: Renovables y el gas, una oportunidad única para el desarrollo de Argentina
  8. Pagni: El Gobierno, ante un giro en la política energética. Bronstein: El combo de la energía
  9. Escribe Guadagni: El cambio climático, como la ruleta
  10. Por qué 2019 podría comenzar con un rally del crudo
  11. Fernando Castro: Las dos caras de Vaca Muerta
  12. Qué pasará con los precios del cobre en 2019
  13. Bonelli: La prioridad de Macri. Zizarí: Once razones por las cuales 2019 será peor que 2018
  14. Escribe Pagni: Los campos de batalla de la Justicia
  15. Imprescindible análisis: Hacia donde va la relación de China con América Latina y el Caribe
  16. Análisis global: Porqué persiste el petróleo barato
  17. El litio se mantuvo estable en diciembre. Las fusiones
  18. Eintoss (CECE): Combustibles y concentración en la Argentina
  19. Escribe Montamat: Una política de Estado para el shale argentino
  20. Escribe Estenssoro: Los interrogantes ocultos detrás del juicio por YPF
  21. Julio Villalonga: Cuadernos de la discordia. Diego Cabot: El regalo a los empresarios
  22. Guillermo Kohan: Caen joyas sagradas como Vaca Muerta
  23. Ricardo Alonso: El algodón de los salares de la Puna
  24. ABC minero: Las tecnologías de drilling en Australia
  25. Iván Alonso: Ley subirá tarifas eléctricas en Perú
  26. El Ancasti.: Litio en Catamarca, en la nubes de Úbeda
  27. Grandes mineras vuelven a invertir en Chile y Perú
  28. Redrado: Año bisagra para la Argentina y el mundo. Fermo: Bonos argentinos sangran
  29. Análisis: Por qué no prosperan los recortes OPEP+
  30. Escribe Juan Biset: ODCE y las regiones mineras
  31. Krugman: El negacionismo climático, la prueba del trumpismo
  32. Romero Caro: Acuerdo Perú-Odebrecht, no todavía
  33. Ríos: Estatales Energía, las blindamos o terminan pivatizándose
  34. Guiñazú: Minería y ambiente, compatibles. Olivera: Ambiente limpio y más minería
  35. Escribe Cantelmi: La tregua entre EE.UU y China
  36. Scibona: La segunda oportunidad que ofrece el gas natural
  37. Escribe Caparrós: Argentina, un país dañado
  38. Escribe Montamat: La energía empieza a dar buenas noticias
  39. Otra mirada: La expansión de China en África es desarrollo y no imperialismo, dice experto asiático
  40. Bonelli: Informe para Macri, la economía repunta en marzo
  41. Experto: Gas de Bolivia a Argentina o cómo no tratar al cliente
  42. Bonelli: Tasas altas, la clave de Macri para domar la inflación
  43. Escribe Quintero: Sí a la minería en Colombia
  44. Morales Solá: Una fractura que confirma la candidatura de Cristina Kirchner
  45. Miodowski (EXO Energy): Cómo impactará en las facturas la ley de generación distribuida
  46. EL País: Al Sur del Orinoco, la locura minera de Maduro y el ELN
  47. Rivera (IIMP): Sinergias para la innovación en Perú
  48. Escribe Daniel Meilán: El voluntarismo populista de la clase política argentina
  49. Elecciones medio término en USA: Por qué la energía prefiere a Trump, según Pyle (AEA)
  50. Ruocco (CEDyAT): Fomentar una red de energía distribuida
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual