Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Romero Caro: Acuerdo Perú-Odebrecht, no todavía

ENERNEWS/ Gestión

Manuel Romero Caro*

Un aspecto preocupante es la información sobre los sobornos pagados que la empresa guardaba en sus servidores en Suiza.

La esencia del acuerdo consiste en el canje de información proporcionada por Odebrecht a cambio de impunidad en los delitos cometidos. Partiendo del principio de que en la información que se proporciona a las autoridades peruanas no se miente ni se oculta la verdad. Y este sería un primer aspecto a aclarar. Es así que en nuestro anterior artículo (Gestión 22.11.2018) informamos que, vía cooperación internacional suiza, se obtuvieron informaciones relacionadas con el levantamiento del secreto bancario de las empresas de Josef Maiman Rapaport y del LGT Bank. Las que indicarían que tanto Odebrecht, como Maiman, ambos supuestamente aspirantes o colaboradores eficaces de las autoridades judiciales peruanas, habrían mentido, o en el mejor de los casos habrían ocultado información sobre sobornos en otros proyectos que no habían sido mencionados. Como es el caso de la Interoceánica Norte en la que se detalla el pago de sobornos por un monto de US$ 9,975,000 a cambio del otorgamiento de la concesión de dicho proyecto (I).

Por lo que el Ejecutivo debería de comprobar estas informaciones. De ser este el caso habría que preguntarse ¿por qué Odebrecht (que ha mentido en numerosas oportunidades a la ciudadanía y a las autoridades peruanas), que habría incumplido los Acuerdos de Delaciones Premiadas suscritas con Brasil, no haría lo mismo con el Perú? ¿Qué providencias se han adoptado al respecto ante la llegada de la información de Suiza?

2) Desde el inicio de las conversaciones con Odebrecht, este ha admitido haber pagado sobornos por US$ 29 millones en solo dos megaproyectos (la Interoceánica del Sur y el Metro de Lima) y en dos proyectos menores (La ampliación de la Costa Verde, Callao y la vía Evitamiento en el Cusco). A pesar de las investigaciones efectuadas, declaraciones de colaboradores eficaces y claros indicios sobre más de un proyecto sospechoso, los representantes de Odebrecht reiteradamente han negado cualquier soborno adicional a los ya mencionados.

Sin embargo, la situación cambió significativamente con la nueva información llegada de Suiza; obtenida al margen de las declaraciones de los exejecutivos de Odebrecht. Y si se comprobaran nuevos sobornos, el monto de la reparación civil aumentaría. Y se habría comprobado lo que hemos venido insistiendo desde hace años: que había nuevos sobornos y que, consecuentemente, Odebrecht habría incumplido sus obligaciones. Por lo que el Ejecutivo debería de seguir cercanamente cuál será la penalidad que le aplican a Odebrecht las autoridades brasileñas.

Entonces, sería totalmente válido preguntarse si Odebrecht hubiera mentido (u ocultado la verdad) respecto a los sobornos en la Interoceánica Norte, ¿por qué no podrían haber ocultado también sobornos en el Gasoducto Sur Peruano (su obra más grande), en Chavimochic, en Olmos, o en cualquiera, o todos, de los 69 proyectos que desarrollaron en nuestro país?

¿Qué previsiones tiene el acuerdo a suscribirse con Odebrecht al respecto? Y no se trata de que Odebrecht afirme que en esa eventualidad colaboraría con las autoridades sino que se comprometa a aumentar la reparación civil en un determinado monto o porcentaje. Odebrecht ya sabe desde ahora si hay o no más sobornos, en que montos, en qué proyectos, etcétera.

 

Un aspecto preocupante es la información sobre los sobornos pagados que Odebrecht guardaba en sus servidores en Suiza. El Perú todavía no cuenta con una copia de dicho servidor, que tiene registrados todos los sobornos pagados a los funcionarios de diversos países, los nombres de los proyectos y demás información de interés. Pero además de Odebrecht, las autoridades brasileñas sí que deben contar con una copia de toda la información: por lo que ambos conocen todos los sobornos realmente entregados y no solo los que han aceptado en los respectivos países en los que operaban. Información que debería de tener muy en cuenta el Ejecutivo en las actuales circunstancias.

La semana pasada los medios informaron que el Ministerio Público, la Procuraduría y Odebrecht habían llegado a un acuerdo sobre el convenio que negocian, y que la firma de las partes es lo único que faltaba, pero que “el acto mismo de la respectiva suscripción sería, prácticamente, un simple trámite” (Correo 30.11.2018).

Sin embargo, el domingo en la noche el premier Villanueva precisó que la Procuraduría aún no fija la cifra de la repararación civil. “Hay que pulir todavía el monto definitivo”. Asimismo, informó que el acuerdo de colaboración eficaz será revisado por el Gabinete y contará “con la venia” del presidente Vizcarra (Gestión 03.12.2018).

Lo que no se llega a entender con claridad es ¿cuál es el apuro de Rafael Vela por cerrar el acuerdo con Odebrecht anunciado para hoy, luego de estar solo cuatro meses en el cargo? Han transcurrido casi dos años desde que el Ministerio Público conoció la aceptación oficial de Odebrecht de los sobornos otorgados, y en ese tiempo, a la par que se investigaba se negociaba el acuerdo. En ese lapso, Odebrecht ha suscrito acuerdos solo con República Dominicana y Panamá de un total de unos 14 países. ¿Ustedes creen que durante ese periodo la Fiscalía priorizó adecuadamente la negociación del acuerdo? ¿Cuál es el motivo de la atropellada actual?

Otro aspecto a considerar es la falta de transparencia en toda esta negociación, tanto durante la etapa de Hamilton Castro como en la de Rafael Vela, lo que limita severamente los comentarios que se puedan efectuar.

Naturalmente, el acuerdo con Odebrecht tiene sus beneficios, de los que solo mencionaremos dos: va a permitir contar con la información sensible requerida para sustentar adecuadamente los juicios cuando estos lleguen. Asimismo, el ejemplo de Odebrecht puede animar a otros sobornadores a suscribir otros convenios similares.

Por lo que el Gobierno de Martín Vizcarra, abanderado de la integridad y la lucha contra la corrupción, como lo acaba de reafirmar en la reciente CADE, debe evaluar muy cuidadosamente los costos y beneficios de este apresurado convenio. Disponiendo que en aras de la transparencia, una vez firmado se publique para que la ciudadanía esté informada.

* Economista

Volver a la Home
  1. Ricardo Alonso: Las viejas minas de plata desde la Conquista
  2. Krugman: Del ‘subidón’ de Trump al ‘bajón’
  3. Un viaje al futuro: Raid de entrevistas de Alberto Fernández en los diarios
  4. Diego Dillenberger: Por qué Jaime Durán Barba llevó a Mauricio Macri a la derrota
  5. Crisis argentina x 2: Rodríguez (CEMA): Gravedad y castigo social. Cachanosky: Clase media y planes sociales
  6. Aramayo: Política y economía del litio en Bolivia
  7. Marita Chappuis: ¿Qué es la licencia social?
  8. Escribe Ricardo Alonso: Las curiosidades del boro
  9. Julio Villalonga: Para Macri, después de la catástrofe, nadar en polenta
  10. Andrés Calderón: La Tía es mayoría
  11. Escribe Daniel Meilán: Una ley binacional de Glaciares de Argentina y Chile dará sustentabilidad, previsibilidad y competitividad a la minería
  12. Victor Gobitz: ¿Una nueva Ley General de Minería?
  13. Jorge Rosales: La trampa del conurbano
  14. Ricardo Alonso: Atacama, desierto, sal y silencio
  15. Manco Zaconetti: Canon Sí, Minería No. Islay y las posibilidades de desarrollo
  16. García Lara: Réquiem por la minería en Guatemala
  17. Pagni: El candidato que decidió provocar la intranquilidad
  18. Ríos Roca: Excedentes de gas natural en el Cono Sur
  19. NYT: Cuál es el impacto de los vuelos en el cambio climático
  20. Alejandra Palma: Glaciares y la ley que Chile no necesita
  21. Montamat: El rol clave de la energía. Scibona: Cambios esenciales, casi invisibles
  22. Escribe Guillermo Pensado: El Inventario Nacional de Glaciares es un primer gran paso para preservar las reservas hídricas congeladas de Argentina
  23. El Esquiú: Agua Rica y Andalgalá
  24. Bitar: La escasez de agua es el desafío de Chile al 2050
  25. Castillo: La confiscación de YPF, un revés para la Argentina
  26. Chappuis: MEM y las garantías para el cierre de minas
  27. Apud: La energía es una apuesta a la previsibilidad
  28. Ricardo Alonso: El Bermejo y las montañas de plata
  29. Roubini: Cada vez más riesgo de recesión y crisis en 2020
  30. Editorial El Comercio: Sin un nuevo cobre
  31. Germán Alarco: ¿El sector eléctrico es abusivo en el Perú?
  32. Arriazu: ¿Vaca Muerta puede cambiar el rumbo de Argentina?
  33. Mariano Tappata: El falso dilema que enfrentan Neuquén y Río Negro
  34. Marcelo Álvarez (CAEM): Diálogo y participación para el desarrollo minero
  35. Ex secretarios: Las propuestas para desarrollar la energía argentina. Todo el documento
  36. Rubén Etcheverry: Homenaje a Luis Sapag, el polímata neuquino
  37. Recursos hídricos y cambio climático en Chile
  38. Shantal: Qué pasará con los dos proyectos de modificar la ley anti minería de Mendoza
  39. ¿San Juan fue fundada por la búsqueda de oro?
  40. Carlos Lavadenz: La minería es madre de las industrias
  41. Kydd (BDO Canadá): 7 consejos para mineras junior
  42. Escribe Bergman: Un motor de crecimiento sustentable
  43. Remy (Idea): Aprovechar los no convencionales
  44. ¿Fue fake news? Rodríguez (CaMeM): La Corte nada habló de la constitucionalidad de Ley de Glaciares
  45. Fallo Glaciares bajo la lupa. Opinan Saravi Frias, , Marchioli y Pensado
  46. Editorial Mining Press: S.O.S, chocamos contra un glaciar
  47. Scibona:Festival de obras pensadas
  48. Abusaba (IPE): Las cerezas y la producción minera
  49. Ríos Roca: Privatizaciones, ineptitud y corrupción en la energía de Ecuador
  50. Ernesto Cussianovich (Poliarquía): Chubut y la gobernanza de los recursos naturales
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual