Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Guadagni: Cómo superar el retroceso energético

ENERNEWS/ Clarín

ALIETO ALDO GUADAGNI

La matriz energética argentina se caracteriza por su gran dependencia del gas y del petróleo que llega a un 85 por ciento del consumo total, mientras que en el mundo esta importancia no supera el 60 por ciento. La mitad de nuestro consumo total energético corresponde al gas. Son pocos los países con mayor incidencia del consumo de gas que nosotros (Trinidad y Tobago, Qatar, Irán y EAU).

Argentina descubrió petróleo en Comodoro Rivadavia en 1907, en 1922 se crea YPF y comienza el desarrollo de los hidrocarburos. A lo largo del siglo XX la política petrolera registro cambios y hubo años de estancamiento productivo, pero la constante era que nunca caía sistemáticamente ni la producción de petróleo ni la de gas. A principios de este siglo ya éramos exportadores de hidrocarburos, que llegaron a aportar nada menos que la mitad del superávit comercial de la balanza de pagos.

Pero en el siglo XXI se registra un gran retroceso productivo, un hecho totalmente nuevo. Así pasamos de una etapa de energía barata, exportada y abundante, a la actual caracterizada por energía cara, importada y escasa.

Este proceso de cambio drástico en el escenario energético ha ocurrido a lo largo de este siglo: cuando Duhalde entrega la banda presidencial a Kirchner en el año 2003, producíamos 51 por ciento más de petróleo y el doble de gas que cuando había asumido la presidencia Alfonsín en 1983.

Pero cuando Cristina Kirchner es reemplazada por Macri en 2015, Argentina ya producía 26 por ciento menos de petróleo y 16 por ciento menos de gas que cuando Néstor Kirchner había asumido en el 2003. En la actualidad estamos produciendo 7 por ciento menos de petróleo, pero 9 por ciento más de gas que cuando asumió Macri.

Hasta mediados de la década pasada el sector energético aportaba alrededor de la mitad del superávit comercial externo, pero el aumento en el consumo y la sostenida caída en la producción nacional cambió la balanza comercial energética de una situación de superávit a otra con alto déficit, Grandes irregularidades regulatorias y el ingreso de un accionista australiano en Repsol-YPF causaron una caída en las inversiones exploratorias. Así perdimos el autoabastecimiento, a pesar de los altos precios internacionales del petróleo que llegaron a superar los 120 dólares por barril, cuando en la década del 90 apenas oscilaban alrededor de 20 dólares. Hoy el precio del petróleo está por arriba de 50 dólares.

Que seamos grandes importadores de gas como de derivados de petróleo es un hecho nuevo y negativo, que se explica por la caída en las inversiones exploratorias y en la producción en la última década, La gran dependencia de importaciones en los últimos años, principalmente en gas, GNL, gasoil y fueloil, significa que las alzas de los precios en los mercados internacionales tienen una influencia inmediata en los precios, complicando así el escenario inflacionario.

Esta es una de las razones por las cuales será necesario superar en los próximos años esta debilidad, y lograr que antes de una década los hidrocarburos dejen de ser una carga para nuestra balanza de pagos.

Nuestro avance económico es uno de los más bajos registrados en la última década en América Latina. No podremos mejorar sin aumentar las inversiones productivas, pero más inversiones no aseguran automáticamente un mayor crecimiento. Además es necesario que los costos de las inversiones no sean excesivos, anormalidad que no ha sido infrecuente en nuestro sector energético.

Un Banco de Datos de Hidrocarburos puede ser una pieza para lograr el óptimo aprovechamiento de nuestras reservas, concesionadas por las provincias a empresas privadas, ya que puede aportar datos para verificar el cumplimiento de los compromisos de inversión asumidos por los concesionarios ante los gobiernos provinciales.

Seremos un país abundante en gas: ya comenzó en los últimos tres años el aumento en la producción de no-convencionales, principalmente shale gas en Vaca Muerta.

Las estimaciones apuntan al aumento de la producción de gas en la próxima década. Podremos exportar gas a nuestros países vecinos, pero no será tan rentable para nuestro gas el acceso a los grandes mercados mundiales por vía marítima, por su lejanía geográfica a la cual hay que añadir los costos de licuefacción y posteriormente los de gasificación.

Esto nos indica que una buena decisión es expandir el mercado interno, lo cual exigirá transformaciones tecnológicas que incrementen la demanda interna de gas, particularmente en el sector automotriz, en el transporte y en muchas actividades productivas, especialmente en la industria.

La dependencia de importaciones energéticas nos hace ahora vulnerables a eventuales alzas de los precios en los mercados internacionales.

Por esta razón será necesario superar en los próximos años esta gran debilidad, y lograr que antes de una década los hidrocarburos dejen de afectar negativamente nuestra balanza de pagos, dejando así de utilizar las escasas divisas que tenemos que deberíamos aplicar al fortalecimiento productivo.

La buena noticia es que tenemos recursos naturales abundantes, particularmente recursos gasíferos en Neuquén. Si somos capaces de movilizar las grandes inversiones requeridas para explotar estos recursos, podremos dejar atrás este escenario de retroceso productivo que caracterizó la última década. La meta del autoabastecimiento energético es alcanzable.

(*) Ex secretario de Energía. Academia Argentina de Ciencias del Ambiente.

Volver a la Home
  1. Un viaje al futuro: Raid de entrevistas de Alberto Fernández en los diarios de hoy
  2. Diego Dillenberger: Por qué Jaime Durán Barba llevó a Mauricio Macri a la derrota
  3. Crisis argentina x 2: Rodríguez (CEMA): Gravedad y castigo social. Cachanosky: Clase media y planes sociales
  4. Aramayo: Política y economía del litio en Bolivia
  5. Marita Chappuis: ¿Qué es la licencia social?
  6. Escribe Ricardo Alonso: Las curiosidades del boro
  7. Julio Villalonga: Para Macri, después de la catástrofe, nadar en polenta
  8. Andrés Calderón: La Tía es mayoría
  9. Escribe Daniel Meilán: Una ley binacional de Glaciares de Argentina y Chile dará sustentabilidad, previsibilidad y competitividad a la minería
  10. Victor Gobitz: ¿Una nueva Ley General de Minería?
  11. Jorge Rosales: La trampa del conurbano
  12. Ricardo Alonso: Atacama, desierto, sal y silencio
  13. Manco Zaconetti: Canon Sí, Minería No. Islay y las posibilidades de desarrollo
  14. García Lara: Réquiem por la minería en Guatemala
  15. Pagni: El candidato que decidió provocar la intranquilidad
  16. Ríos Roca: Excedentes de gas natural en el Cono Sur
  17. NYT: Cuál es el impacto de los vuelos en el cambio climático
  18. Alejandra Palma: Glaciares y la ley que Chile no necesita
  19. Montamat: El rol clave de la energía. Scibona: Cambios esenciales, casi invisibles
  20. Escribe Guillermo Pensado: El Inventario Nacional de Glaciares es un primer gran paso para preservar las reservas hídricas congeladas de Argentina
  21. El Esquiú: Agua Rica y Andalgalá
  22. Bitar: La escasez de agua es el desafío de Chile al 2050
  23. Castillo: La confiscación de YPF, un revés para la Argentina
  24. Chappuis: MEM y las garantías para el cierre de minas
  25. Apud: La energía es una apuesta a la previsibilidad
  26. Ricardo Alonso: El Bermejo y las montañas de plata
  27. Roubini: Cada vez más riesgo de recesión y crisis en 2020
  28. Editorial El Comercio: Sin un nuevo cobre
  29. Germán Alarco: ¿El sector eléctrico es abusivo en el Perú?
  30. Arriazu: ¿Vaca Muerta puede cambiar el rumbo de Argentina?
  31. Mariano Tappata: El falso dilema que enfrentan Neuquén y Río Negro
  32. Marcelo Álvarez (CAEM): Diálogo y participación para el desarrollo minero
  33. Ex secretarios: Las propuestas para desarrollar la energía argentina. Todo el documento
  34. Rubén Etcheverry: Homenaje a Luis Sapag, el polímata neuquino
  35. Recursos hídricos y cambio climático en Chile
  36. Shantal: Qué pasará con los dos proyectos de modificar la ley anti minería de Mendoza
  37. ¿San Juan fue fundada por la búsqueda de oro?
  38. Carlos Lavadenz: La minería es madre de las industrias
  39. Kydd (BDO Canadá): 7 consejos para mineras junior
  40. Escribe Bergman: Un motor de crecimiento sustentable
  41. Remy (Idea): Aprovechar los no convencionales
  42. ¿Fue fake news? Rodríguez (CaMeM): La Corte nada habló de la constitucionalidad de Ley de Glaciares
  43. Fallo Glaciares bajo la lupa. Opinan Saravi Frias, , Marchioli y Pensado
  44. Editorial Mining Press: S.O.S, chocamos contra un glaciar
  45. Scibona:Festival de obras pensadas
  46. Abusaba (IPE): Las cerezas y la producción minera
  47. Ríos Roca: Privatizaciones, ineptitud y corrupción en la energía de Ecuador
  48. Ernesto Cussianovich (Poliarquía): Chubut y la gobernanza de los recursos naturales
  49. Escribe Eddy Lavandaio: Ley de Glaciares, un freno para la minería argentina
  50. Imperdible Harari (Sapiens) ¿Por qué la ficción triunfa sobre la verdad?
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual