Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Guadagni: Cómo superar el retroceso energético

ENERNEWS/ Clarín

ALIETO ALDO GUADAGNI

La matriz energética argentina se caracteriza por su gran dependencia del gas y del petróleo que llega a un 85 por ciento del consumo total, mientras que en el mundo esta importancia no supera el 60 por ciento. La mitad de nuestro consumo total energético corresponde al gas. Son pocos los países con mayor incidencia del consumo de gas que nosotros (Trinidad y Tobago, Qatar, Irán y EAU).

Argentina descubrió petróleo en Comodoro Rivadavia en 1907, en 1922 se crea YPF y comienza el desarrollo de los hidrocarburos. A lo largo del siglo XX la política petrolera registro cambios y hubo años de estancamiento productivo, pero la constante era que nunca caía sistemáticamente ni la producción de petróleo ni la de gas. A principios de este siglo ya éramos exportadores de hidrocarburos, que llegaron a aportar nada menos que la mitad del superávit comercial de la balanza de pagos.

Pero en el siglo XXI se registra un gran retroceso productivo, un hecho totalmente nuevo. Así pasamos de una etapa de energía barata, exportada y abundante, a la actual caracterizada por energía cara, importada y escasa.

Este proceso de cambio drástico en el escenario energético ha ocurrido a lo largo de este siglo: cuando Duhalde entrega la banda presidencial a Kirchner en el año 2003, producíamos 51 por ciento más de petróleo y el doble de gas que cuando había asumido la presidencia Alfonsín en 1983.

Pero cuando Cristina Kirchner es reemplazada por Macri en 2015, Argentina ya producía 26 por ciento menos de petróleo y 16 por ciento menos de gas que cuando Néstor Kirchner había asumido en el 2003. En la actualidad estamos produciendo 7 por ciento menos de petróleo, pero 9 por ciento más de gas que cuando asumió Macri.

Hasta mediados de la década pasada el sector energético aportaba alrededor de la mitad del superávit comercial externo, pero el aumento en el consumo y la sostenida caída en la producción nacional cambió la balanza comercial energética de una situación de superávit a otra con alto déficit, Grandes irregularidades regulatorias y el ingreso de un accionista australiano en Repsol-YPF causaron una caída en las inversiones exploratorias. Así perdimos el autoabastecimiento, a pesar de los altos precios internacionales del petróleo que llegaron a superar los 120 dólares por barril, cuando en la década del 90 apenas oscilaban alrededor de 20 dólares. Hoy el precio del petróleo está por arriba de 50 dólares.

Que seamos grandes importadores de gas como de derivados de petróleo es un hecho nuevo y negativo, que se explica por la caída en las inversiones exploratorias y en la producción en la última década, La gran dependencia de importaciones en los últimos años, principalmente en gas, GNL, gasoil y fueloil, significa que las alzas de los precios en los mercados internacionales tienen una influencia inmediata en los precios, complicando así el escenario inflacionario.

Esta es una de las razones por las cuales será necesario superar en los próximos años esta debilidad, y lograr que antes de una década los hidrocarburos dejen de ser una carga para nuestra balanza de pagos.

Nuestro avance económico es uno de los más bajos registrados en la última década en América Latina. No podremos mejorar sin aumentar las inversiones productivas, pero más inversiones no aseguran automáticamente un mayor crecimiento. Además es necesario que los costos de las inversiones no sean excesivos, anormalidad que no ha sido infrecuente en nuestro sector energético.

Un Banco de Datos de Hidrocarburos puede ser una pieza para lograr el óptimo aprovechamiento de nuestras reservas, concesionadas por las provincias a empresas privadas, ya que puede aportar datos para verificar el cumplimiento de los compromisos de inversión asumidos por los concesionarios ante los gobiernos provinciales.

Seremos un país abundante en gas: ya comenzó en los últimos tres años el aumento en la producción de no-convencionales, principalmente shale gas en Vaca Muerta.

Las estimaciones apuntan al aumento de la producción de gas en la próxima década. Podremos exportar gas a nuestros países vecinos, pero no será tan rentable para nuestro gas el acceso a los grandes mercados mundiales por vía marítima, por su lejanía geográfica a la cual hay que añadir los costos de licuefacción y posteriormente los de gasificación.

Esto nos indica que una buena decisión es expandir el mercado interno, lo cual exigirá transformaciones tecnológicas que incrementen la demanda interna de gas, particularmente en el sector automotriz, en el transporte y en muchas actividades productivas, especialmente en la industria.

La dependencia de importaciones energéticas nos hace ahora vulnerables a eventuales alzas de los precios en los mercados internacionales.

Por esta razón será necesario superar en los próximos años esta gran debilidad, y lograr que antes de una década los hidrocarburos dejen de afectar negativamente nuestra balanza de pagos, dejando así de utilizar las escasas divisas que tenemos que deberíamos aplicar al fortalecimiento productivo.

La buena noticia es que tenemos recursos naturales abundantes, particularmente recursos gasíferos en Neuquén. Si somos capaces de movilizar las grandes inversiones requeridas para explotar estos recursos, podremos dejar atrás este escenario de retroceso productivo que caracterizó la última década. La meta del autoabastecimiento energético es alcanzable.

(*) Ex secretario de Energía. Academia Argentina de Ciencias del Ambiente.

Volver a la Home
  1. Pagni: Se ramifican los lazos de D`Alessio con la Justicia
  2. Varilias (Adex): La cadena de la minería y el eslabón perdido
  3. Victoria Paz: Corfo y el avance en la cadena de valor
  4. Delgado: Perú, el país más rico del mundo
  5. El Ancasti: Agua Rica, la licencia social perdida y otra DIA por delante
  6. Bonelli: Recesión y ortodoxia monetaria no frenan inflación argentina
  7. Experto: Energética de Bolivia, factor integracionista en América Latina
  8. Bronstein: La historia de YPF merece otra grandeza
  9. Escribe Ruocco (CEDYAT): Gasoductos al filo del tiempo en Argentina
  10. Luis Sapag: El fracking, ¿puede generar sismos?
  11. Escribe Álvaro Ríos Roca: Nueva exploración en Bolivia traerá más gas competitivo al Cono Sur
  12. Escribe José Marún: La noticia de mayor potencial en la minería Argentina
  13. Pagni: Neuquén, una batalla de impacto nacional
  14. Ana Jara: Gas natural, tan cerca y tan lejos de los peruanos
  15. Cabot: Trípode de poder a la sombra de los negocios petroleros
  16. Fernando Castro: Vaca Muerta y el trabajo del futuro
  17. Marchese (Finning): En minería la cautela es siempre una buena consejera
  18. Bonelli: El FMI cuestiona la estrategia contra la inflación
  19. Pagni: La ofensiva del Gobierno en España contra los Eskenazi
  20. Raúl Vila: Qué bondadosos somos los argentinos
  21. Cabot: Vaca Muerta, los ecos judiciales de un negocio con tres cabezas
  22. Spurrier: ¿Queremos o no Minería en Ecuador?
  23. Montamat: Estrategia energética, un modelo económico alternativo
  24. Marcelo Bonelli: Datos concretos del lavado K
  25. Escribe Eddy Lavandaio: Las dos minerías
  26. La revolución renovable y el problema con el litio
  27. Experto: Oro y plata, el refugio más inteligente
  28. Oro baja al ritmo del dólar ¿Oportunidad de compra?
  29. Víctor Gobitz: Qué hará el Perú en PDAC 2019
  30. Análisis: Pemex, condenado. Plan de los inversores
  31. Editorial La Nación:La tragedia minera en Brasil
  32. Bonelli: Macri citó a economistas y les pidió una propuesta global
  33. Escribe Zárate: Pemex, AMLO y cómo perder las reservas petroleras
  34. Dalmati (ORSEP): La seguridad de los diques en Argentina
  35. Muchnik: El daño que el mito del país rico le ha hecho a la Argentina
  36. Ká Bernal: Chile es el ganador por compras de gas a Argentina
  37. Ricardo Alonso: ¿Quién fue Schneidewind?
  38. Alvaro Ríos: Gas boliviano no será imprescindible, pero sí importante
  39. Scibona: La restricción fiscal va a ralentizar el boom del gas
  40. Guiñazú: Tragedia en Brasil, la tentación de quedarse callado
  41. González (IIMCh): Debilidades de la propiedad minera afectan la exploración en Chile
  42. Escribe Montamat: Los dos bolsillos de la factura energética argentina
  43. Ruocco (CEDyAT): Brumadinho genera incertidumbre en Argentina
  44. Damjanic (Finning): Burocracia e inversión minera en Chile
  45. Jaime Abedrapo: Ley Reservada del Cobre, FF.AA. y las promesas de siempre
  46. Escribe Alonso: La apasionante historia de Tadeo Haenke
  47. Ricardo Alonso: Historia forense del medio ambiente
  48. Las energy tech cambian negocios del sector en el mundo
  49. Dos miradas sobre el gas USA: El récord en GNL y el beneficio ambiental
  50. Luis Sapag: No convencionales, mitos y verdades. Sureda: gas natural vs. renovables
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual