Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

OPINIÓN

Mariano Tappata: El falso dilema que enfrentan Neuquén y Río Negro

ENERNEWS/Río Negro

Mariano Tappata*

Es natural que el clima electoral lleve a los candidatos a realizar aseveraciones audaces. Las más recientes en la región apuntan a que los intereses del gobierno nacional se contraponen con los de la provincia o viceversa. Esto no es correcto al menos en lo que se refiere a la mayor preocupación de los votantes: la economía. Los mensajes cada vez más frecuentes por parte de empresarios y economistas pueden resumirse en que, hoy más que nunca, la microeconomía de Río Negro y Neuquén depende del éxito de la macroeconomía argentina.

En otras palabras, que no hay intereses contrapuestos, que el devenir económico de las dos provincias está atado de manera crítica al éxito de la política económica del gobierno nacional. Y que la dependencia es mayor que en el pasado y, a su vez, mayor que la que tienen otras provincias con la Nación. La razón radica en la estructura productiva actual de Río Negro y Neuquén ya que tanto los hidrocarburos, la fruticultura, la minería y en menor medida el turismo comparten características especiales.


En primer lugar, todas estas actividades requieren de grandes inversiones iniciales y largos períodos de recupero. Parece algo obvio en el caso de la exploración minera y de hidrocarburos. Pero quizá no tanto para la fruticultura moderna donde resulta indispensable la inversión para la adquisición de nuevas variedades, malla antigranizo, riego por goteo, y desarrollo de la cadena de comercialización. Para poner un ejemplo, mientras el productor agropecuario de la pampa húmeda toma decisiones de producción considerando las variables económicas para el próximo año, el fruticultor requiere un horizonte de al menos diez años.


En segundo lugar, las empresas en estos sectores compiten en mercados globales donde la incertidumbre respecto al nivel de tipo de cambio y de otros factores fuera del control local dificultan el planeamiento estratégico.

La consecuencia es que la evaluación de proyectos y decisiones de inversión en los principales sectores de la región se encuentran casi exclusivamente dominadas por el costo de financiamiento.

Más precisamente, por el riesgo país, que refleja la diferencia entre la tasa de interés que pagan los productores en países competidores como Chile, Estados Unidos o Nueva Zelanda con la que pagan nuestros productores. El riesgo país resume todo lo que no hemos logrado solucionar en los últimos 20 años: la inflación, la volatilidad cambiaria, los cambios en las reglas de juego y el bajo crecimiento económico. Todas cuestiones que el gobierno nacional puede afectar de manera directa al definir su política monetaria y fiscal. De esta manera, los movimientos del riesgo país reflejan cambios en las expectativas de los inversores respecto de todas esas variables. Un ejemplo reciente puede verse en cómo los anuncios de las candidaturas para las elecciones presidenciales impactaron el índice de riesgo país: suba luego del anuncio de la fórmula Fernández-Fernández y gran caída con el anuncio de la fórmula Macri-Pichetto.

Resulta necesario también entender que los inversores que mueven el riesgo país no son solamente compradores de bonos y acciones. Dentro de ese grupo se encuentran aquellos que se debaten diariamente reconvertir una chacra en el Alto Valle, iniciar nuevas perforaciones en Vaca Muerta o construir un complejo de cabañas en la cordillera.

Más allá de la excelencia de nuestros empresarios, las políticas locales y las buenas intenciones de los gobiernos provinciales, en la medida en que el gobierno nacional no logre controlar la macroeconomía y, por ende, baje el riesgo país, será muy difícil que Vaca Muerta y el sector turístico logren transformar su potencial en realidad, que la fruticultura inicie una reconversión que la haga competitiva internacionalmente, o que se realicen inversiones mineras de largo plazo. En términos económicos no hay dicotomía entre los objetivos del gobierno nacional y los gobiernos provinciales. No hay dilema, el destino del país y de nuestras economías regionales se encuentra más ligado que nunca.


*Economista (Universidad Nacional de Río Negro. Ex Subsecretario de Programación Microeconómica del Ministerio de Hacienda de la Nación).

Volver a la Home
  1. Polémico Bernal K: El gas de red llegó a Chaco hace dos años y medio
  2. Vaca Muerta, divino tesoro
  3. Ríos Roca:Cae abismalmente el superávit energético en Bolivia
  4. Expertos: Vaca Muerta y la "batalla energética" del próximo presidente
  5. Dramático testimonio: Las peripecias de una pyme en la Argentina
  6. Daniel Montamat: Medio Oriente puede potenciar a Vaca Muerta
  7. Réplica minera: Pensado refuta informe de La Nación
  8. Bernal K: 10 tips de Alberto petrolero
  9. Pagni: Alberto Fernández, con dos frentes abiertos
  10. The Guardian: Crisis argentina es el resultado de errores evitables
  11. Marcial García (EY): La raíz de la minería
  12. Escribe Caro Figueroa: Sarmiento, un torrente vital
  13. Polémico Bernal K: Energía soberana, industrial, sustentable e inclusiva
  14. La sociedad del sandwich mixto: Por qué los mediocres dominan el mundo
  15. Chappuis: Tía María: ¿posible demanda?
  16. UCEMA: Qué proyectos de generación elige Argentina. Renovables: La gran oportunidad
  17. Escribe Alonso: Mineros alemanes en Salta
  18. Roberto Pizarro: Chile, otra vez el desarrollo frustrado
  19. Bracamonte Hinostroza: Que hay que mejorar para cambiar la Ley General de Minería
  20. Escribe Francisco Tosi: ¿Huracanes? ¿Deuda pública? Lo que importa es el negocio
  21. Secchi (ONG Bitcoin): Sobre cepos y Bitcoins
  22. Caligari (ITBA): Vaca Muerta, cuidados y desafíos ambientales
  23. Pablo Tigani: ¿Se viene megacanje II?
  24. Lloreda Mera: Vaca Muerta, una lección para Colombia
  25. Las definiciones de Alberto Fernández sobre energía
  26. Montamat: Una agenda de consensos para una Argentina viable
  27. Ricardo Alonso: El minero y navegante José Lavarello
  28. Willy Kohan: Alberto quiere un cepo de Macri. Pichetto: Cristina, la incendiaria
  29. Rivera (IIMP): Todo listo para Perumin 34
  30. Glaciares y minería: El editorial de La Nación
  31. Olmedo: El desafío climático del sector eléctrico en Chile
  32. Guajardo: Codelco, en sus horas más decisivas
  33. Roberto Abusada Salah: Progreso bajo tierra
  34. Ricardo Alonso: Las viejas minas de plata desde la Conquista
  35. Krugman: Del ‘subidón’ de Trump al ‘bajón’
  36. Un viaje al futuro: Raid de entrevistas de Alberto Fernández en los diarios
  37. Diego Dillenberger: Por qué Jaime Durán Barba llevó a Mauricio Macri a la derrota
  38. Crisis argentina x 2: Rodríguez (CEMA): Gravedad y castigo social. Cachanosky: Clase media y planes sociales
  39. Aramayo: Política y economía del litio en Bolivia
  40. Marita Chappuis: ¿Qué es la licencia social?
  41. Escribe Ricardo Alonso: Las curiosidades del boro
  42. Julio Villalonga: Para Macri, después de la catástrofe, nadar en polenta
  43. Andrés Calderón: La Tía es mayoría
  44. Escribe Daniel Meilán: Una ley binacional de Glaciares de Argentina y Chile dará sustentabilidad, previsibilidad y competitividad a la minería
  45. Victor Gobitz: ¿Una nueva Ley General de Minería?
  46. Jorge Rosales: La trampa del conurbano
  47. Ricardo Alonso: Atacama, desierto, sal y silencio
  48. Manco Zaconetti: Canon Sí, Minería No. Islay y las posibilidades de desarrollo
  49. García Lara: Réquiem por la minería en Guatemala
  50. Pagni: El candidato que decidió provocar la intranquilidad
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual