Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

OPINIÓN

Polémico Bernal K: El gas de red llegó a Chaco hace dos años y medio

Seguimiento del Gasoducto del NEA (GNEA)

ENERNEWS/Ámbito

Federico Bernal

El Gasoducto del NEA (GNEA) se planificó durante la gestión de Néstor Kirchner y se inauguró en 2011. La Etapa II, que ahora el presidente celebra se demoró, se modificó la traza y se paralizó. Están en duda las conexiones residenciales: cuestan u$s2.000.

El Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) realizó un profuso seguimiento del Gasoducto del NEA (GNEA) desde sus inicios, durante la gestión de Néstor Kirchner (1), hasta el presente.

La obra fue oficialmente inaugurada el 30 de junio de 2011. El 4 de agosto de 2014 Cristina Fernández de Kirchner encabezó el acto por la firma de contratos que dieron oficial comienzo a la construcción del GNEA y al llamado a licitación de la segunda etapa (2), que comprende el tendido de la red domiciliaria de gas natural en Formosa, Chaco y Santa Fe.

La Etapa II, que arrancó a comienzos de 2015, iba a permitir que los ciudadanos y las ciudadanas de 80 localidades de los tres distritos sustituyeran el consumo de gas en garrafas por gas de red a partir de 2017. Pero la obra fue demorada primero y paralizada después por la administración de Mauricio Macri.

Ahora, el presidente quiere hacer creer que el gas a Chaco llega porque él construyó el GNEA. Y esto, por supuesto, sin contemplar que está en duda una “lluvia de conexiones residenciales” por los valores prohibitivos de la conexión (cerca de u$s2.000) y la tarifa del servicio público 

El 14 de enero de 2015 se firmaron los contratos correspondientes a la provisión de cañería y construcción de la Etapa II del GNEA. Esta instancia comprendió la construcción de los tramos troncales, ramales de aproximación y cañerías en las tres provincias para satisfacer las necesidades de 80 localidades. Para ello, se requirió una inversión pública de $11.348 millones, de los cuales $8.896 millones fueron de construcción y $2.452 millones de cañerías.

Las obras para llegar con el gas a Chaco comenzaron en 2015 y se concretaron entre ese mismo año y 2016. Sin embargo, con Macri y el ex presidente de ENARSA, Hugo Balboa, paralizaron la construcción de las plantas reductoras de presión, ramales y redes internas. De esa manera, frenaron la habilitación del gas de red para Chaco.

Pero además borraron de un plumazo de la traza original del GNEA a Misiones y Corrientes, dos provincias que tenían los pliegos terminados y con ingeniería básica listos para salir a ser licitados. Igual que sucede con Formosa, que le falta desde hace dos años un mes de trabajo. Desde la asunción de Macri, el proyecto sufrió los siguientes avatares:

  1. Fue demorada la traza definida en el Decreto 1.136 de 2010 (Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones, Salta y Santa Fe). Dicha traza se encontraba en ejecución en sus Etapas I y II a diciembre de 2015;

  2. Se modificó la traza original regresando a la definida en el Decreto 267 de 2007. Esto implicó eliminar las provincias de Corrientes y Misiones, más una cantidad significativa de localidades de Formosa y Chaco; y

  3. Paralización completa de la traza modificada y que fue comunicada oficialmente por IEASA (ex ENARSA) el 17 de agosto de 2018.

Hasta el 17 de agosto de 2018, fecha de su paralización por tiempo indeterminado, la obra apuntaba a incorporar unos 378.000 nuevos usuarios al servicio de gas de red de Formosa, Chaco, este de Salta y Santa Fe. Pero esta cifra obedecía a la poda macrista, porque sin ella, la cantidad de usuarios del GNEA rondaba los 755.555. Y son precisamente estos 755.555 nuevos usuarios, hoy abastecidos con gas licuado envasado en garrafas, que a enero de 2018 deberían haberse encontrado conectados a la red, consumiendo el gas del propio subsuelo, ahora exportado porque sobra.

En conclusión, a menos de tres meses de terminado su mandato, Macri quiere hacerles creer a los argentinos y argentinas que el gas llega a la provincia del Chaco gracias a él. El gas llegó a Chaco en 2016 y gracias a los avances heredados del Gobierno anterior, en el marco del Plan Energético Nacional 2004-2019 ejecutado por el Ministerio de Planificación Federal. Es decir, y específicamente, gracias a la Etapa II cuyos contratos se firmaron en enero de 2015 y cuya terminación se fijó para fines de 2016. El gas llegó a Chaco hace dos años y medio.

(1) Debe recordarse que el proyecto para la construcción del Gasoducto del Noreste Argentino quedó plasmado en el "ACUERDO FEDERAL PARA EL LANZAMIENTO DEL GASODUCTO DEL NORESTE ARGENTINO, del 24 de noviembre de 2003, suscripto por el Gobierno Nacional y los Gobiernos de las Provincias de CORRIENTES, CHACO, ENTRE RÍOS, FORMOSA, MISIONES, SALTA y SANTA FE". Así figura en el Decreto 267 de 2007, el cual declara de "Interés Público Nacional la construcción del "Gasoducto del Noreste Argentino" (GNEA), cuyo objetivo es promover el abastecimiento de gas natural en las regiones del Noreste Argentino no cubiertas actualmente con dicho servicio, contribuir a asegurar el abastecimiento doméstico de energía, y aumentar la confiabilidad del sistema energético".

(2) Etapa II. Los contratos fueron firmados el 14 de enero de 2015. Comprende la construcción de 667 km de gasoductos troncales de 24" y 1.533 km de gasoductos de aproximación de 8", 6" y 4" en las provincias de Formosa, Chaco y Santa Fe, que en conjunto sumarán 2.200 km. La inversión pública para la segunda etapa se destinó al abastecimiento de 80 localidades de tres provincias: 23 en Formosa, 34 en Chaco y 23 en Santa Fe. Las obras iban a demandar un tiempo de construcción de 24 meses.

Volver a la Home
  1. Álvaro Ríos: Qué hacer para masificar el gas en Perú
  2. Imperdible Katz: El largo camino de la desmodernización de la Argentina
  3. Escribe Víctor Gobitz (Buenaventura): Déjà Vu
  4. (Radio) Bosque, Hernández y Gianni: Alberto, Pachón, impuestos, agua y glaciares
  5. Escribe Boggiano: Vendan todos los bonos del mundo
  6. Kahale (FEBA): Macri se acordó tarde de las pymes
  7. De Pablo: Los males aguantables (y de los otros) de la política económica
  8. Scibona: La pobreza que más se reproduce y cuesta bajar
  9. Zandomeni: Pesificación del barril de petróleo ¿qué hacer ahora?
  10. Escribe Ríos Roca: Greta, los alimentos y la energía fósil
  11. Cavallo: Reducción del gasto público como porcentaje del PBI es inexorable
  12. Pagni: Oportunismo y realineamientos en el poder
  13. Experto: GNL, lecciones de Australia para Neuquén
  14. Experto: Tasa de fiscalización y control de los entes en el sector eléctrico
  15. Renovables: ¿Hay espacio para la industria argentina?
  16. Escribe Lavandaio: Los ladrillos no son minerales
  17. Escribe Ricardo Alonso: El imprentero Francisco Colombo
  18. Durán Barba: Los hutíes bombardean Vaca Muerta
  19. Julio Cesar Guarido: Minería sustentable, fuente de recursos
  20. FT: Cómo la energía nuclear puede proporcionar un puente energético
  21. El País: Sostenibilidad y asignatura pendientes
  22. Lapeña: Golpe sostenido al sector enérgetico
  23. Vaca Muerta, divino tesoro
  24. Ríos Roca:Cae abismalmente el superávit energético en Bolivia
  25. Expertos: Vaca Muerta y la "batalla energética" del próximo presidente
  26. Dramático testimonio: Las peripecias de una pyme en la Argentina
  27. Daniel Montamat: Medio Oriente puede potenciar a Vaca Muerta
  28. Réplica minera: Pensado refuta informe de La Nación
  29. Bernal K: 10 tips de Alberto petrolero
  30. Pagni: Alberto Fernández, con dos frentes abiertos
  31. The Guardian: Crisis argentina es el resultado de errores evitables
  32. Marcial García (EY): La raíz de la minería
  33. Escribe Caro Figueroa: Sarmiento, un torrente vital
  34. Polémico Bernal K: Energía soberana, industrial, sustentable e inclusiva
  35. La sociedad del sandwich mixto: Por qué los mediocres dominan el mundo
  36. Chappuis: Tía María: ¿posible demanda?
  37. UCEMA: Qué proyectos de generación elige Argentina. Renovables: La gran oportunidad
  38. Escribe Alonso: Mineros alemanes en Salta
  39. Roberto Pizarro: Chile, otra vez el desarrollo frustrado
  40. Bracamonte Hinostroza: Que hay que mejorar para cambiar la Ley General de Minería
  41. Escribe Francisco Tosi: ¿Huracanes? ¿Deuda pública? Lo que importa es el negocio
  42. Secchi (ONG Bitcoin): Sobre cepos y Bitcoins
  43. Caligari (ITBA): Vaca Muerta, cuidados y desafíos ambientales
  44. Pablo Tigani: ¿Se viene megacanje II?
  45. Lloreda Mera: Vaca Muerta, una lección para Colombia
  46. Las definiciones de Alberto Fernández sobre energía
  47. Montamat: Una agenda de consensos para una Argentina viable
  48. Ricardo Alonso: El minero y navegante José Lavarello
  49. Willy Kohan: Alberto quiere un cepo de Macri. Pichetto: Cristina, la incendiaria
  50. Rivera (IIMP): Todo listo para Perumin 34
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual