Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

AMÉRICA LATINA

¿Brasil de Bolsonaro migrará a la energía nuclear?

ENERNEWS/MINING PRESS/Sputnik

Recientes acuerdos firmados por Argentina durante la cumbre del G20 y señales dadas por el equipo de Jair Bolsonaro, el presidente electo de Brasil, apuntan a que el sector nuclear se convertirá en una nueva prioridad en el continente suramericano.

Desde la campaña presidencial, miembros del equipo de Bolsonaro daban señales de que defenderían la inversión en el sector de energía nuclear. Es el caso del general Oswaldo de Jesus Ferreira, uno de los principales consultores de infraestructura del futuro Gobierno de Brasil.

 

Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil
 

La ratificación de dichas intenciones se dio con la elección por parte de Bolsonaro del almirante Bento Costa Lima Leite para el puesto de ministro de Minas y Energía. Leite es un físico nuclear que tiene una clara preferencia por este tipo de energía. Después de la designación del futuro ministro, Bolsonaro afirmó que la conclusión de las obras de la central nuclear Angra 3 sería una prioridad en su Gobierno. 

Brasil posee actualmente dos centrales nucleares en operación, Angra 1 y Angra 2, instaladas en el país a través de acuerdos con Estados Unidos y Alemania. La controvertida construcción de la central Angra 3 ha sido paralizada y retomada en distintas ocasiones desde la década de 1980.

El proyecto nuclear brasileño es un 'sueño' que existe desde hace décadas y tiene una intrínseca relación con los militares. La implementación de la energía nuclear en el país se inició durante el período de dictadura militar en Brasil. En 1970, una licitación internacional dio a la empresa norteamericana Westinghouse Electric Corporation los derechos para llevar a cabo la construcción de Angra 1 que entró en funcionamiento en 1984.

Angra 2 se construyó bajo un proceso diferente, con la transferencia de tecnología del Gobierno alemán a Brasil. La idea original era construir varias centrales, pero el proyecto fue abandonado debido a problemas financieros. Después de altos y bajos en la economía brasileña, Angra 2 comenzó a operar en 2000.

Tras las diversas paralizaciones en la construcción de Angra 3, una estimación divulgada por el diario Folha de Sao Paulo señaló que la reanudación de las obras de la central nuclear sería más cara que la construcción de nuevas unidades. El proyecto para concluir la construcción le demandaría a las arcas públicas alrededor de 17.000 millones de reales —unos 4.500 millones de dólares-. 

Sputnik Brasil le preguntó al experto militar Pedro Paulo Rezende qué hay que esperar de Bolsonaro en el sector nuclear y cómo será la relación con los países vecinos en este sector.

"Tenemos suficiente equipamiento para construir cuatro plantas similares a Angra 2 y 3. El gran problema es la falta de dinero. Y eso se agravó debido al Proyecto de Enmienda Constitucional (PEC) de los gastos", apuntó Rezende.

El PEC 241, al que se refiere Rezende, resultó en la creación de la Enmienda Constitucional Nº95 (EC 95). Aprobado por el Congreso Nacional y firmado en 2016 por el presidente saliente, Michel Temer, la EC 95 establece un techo para el presupuesto público, actualizado anualmente de acuerdo a la inflación. Así, la ampliación de la inversión pública queda prohibida por la Constitución por 20 años, aunque se contempla una revisión 10 años después de la promulgación de la enmienda.

"Aunque Bolsonaro logre revertir la crisis económica, logre una inversión lo suficientemente grande desde el exterior para [construir] más centrales, no tendría cómo invertir esos fondos. Pues el PEC del gasto establece un techo que es el presupuesto del año anterior, corregido en relación a la inflación. Es decir, aunque duplique el presupuesto, no va a poder aplicarlo", opinó el experto.

Rezende subrayó que la cuestión económica siempre ha sido el factor inhibidor para la implementación del proyecto nuclear brasileño y afirmó que este seguirá siendo un obstáculo en la próxima gestión.

"Creo que el gran problema que los militares (sic) tendrán para desarrollar cualquier proyecto nuclear será presupuestario", detalló.

Sin embargo, el experto cree que Angra 3 será concluida durante el mandato de Bolsonaro, ya que no sería económicamente viable que las obras vuelvan a ser interrumpidas. 

Banderas de los Estados miembros del Mercosur
 

Al hablar sobre la energía nuclear en la región de manera general, Rezende comentó las relaciones entre Brasil y Argentina en este asunto. A fines de los años 80, los dos países latinoamericanos se vieron obligados a firmar un documento para poner fin a los rumores de una carrera nuclear.

 

Rezende sostiene que la repetición de esta situación es imposible, ya que Brasil y Argentina no tienen desacuerdos en este asunto. Argentina, incluso, es uno de los pocos países que tienen acceso total a las instalaciones nucleares brasileñas. El experto aseguró, además, que el programa atómico brasileño tiene un propósito exclusivamente civil y no persigue objetivos militares.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual