Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

POLÍTICA
Mining Press

Chubut y minería: El carnaval político no descansa

MINING PRESS

El 7 de abril tendrá sus elecciones primarias obligatorias (PASO) y el 9 de junio realizará comicios provinciales.  Chubut elegirá gobernador y vice para  2019 - 2023, además de 27 diputados provinciales para la Legislatura unicameral e intendentes y concejales.

"Esta campaña es un carnaval"", tituló hace poco El Diario de Madryn, en alusión a las volteretas de los candidatos, de cara  las próximas elecciones. Cabriolas en las que sobresalen los rechazos a la minería. En todo el abanico,  por citar algunos, desde el gobernador Mariano Arcioni y sus aliados que han ido y han vuelto en su decisión por desbloquear la cuestión minera, hasta el kirchnerista comodorense Carlos Linares, todos hacen cola para decir "la minería no está en la agenda".

En este circuito, no faltan los que apuestan a la confusión, picando la misma piedra. El caso más sonado fue el diputado provincial y ex intendente de Puerto Pirámides, Alejandro Albaini, quien en estos días salió a denunciar a Arcioni por supuestas traiciones de mandatos populares bajo el formato de oscuras negociaciones con Pan American Silver. la propietaria del proyecto de plata Navidad.

“Dasnevista hasta los huesos”, como se define en su cuenta de twitter, publicó en la red social que fue dejado fuera de la lista por ser anti minero.

Según la prensa provincial, Albiani dijo “Días antes del cierre de listas el gobernador me preguntó: ¿Qué vas a hacer cuando venga la minería si estás en la lista de diputados ? Le contesté, lo mismo que hasta hoy, oponerme y votar en contra. Resultado, quedé fuera. Se viene la minería. Aviso!!” denunció.

No al Oro (cualquiera)

En plan de sumar pruebas a una conspiración minera, Albiani y  la antiminería de Chubut mostraron el permiso concedido para extraer oro aluvional en Epuyén, publicado en el Boletín Oficial de la Provincia del Chubut, Disp. N° 133, el 15 de noviembre de 2018:

Artículo 1°.- APRUÉBESE el Informe de Impacto Ambiental presentado por el señor Néstor Fabián ZUÑIGA, DNI N° 23.289.818 en carácter de Apoderado del señor Alejandro SCHOENAUER, DNI N° 25.000.789, quien será responsable legal y técnico del emprendimiento de explotación artesanal de oro aluvional de la Mina denominada: «Mina Puma» ubicada en la Sección JIII, Fracción B, Lotes 44 y 45 de la localidad de Epuyén, Departamento Cushamen, Provincia del Chubut.-

Artículo 2°.- Adóptese, como Declaración de Impacto Ambiental, en relación a las condiciones específicas de acción que se enumeran seguidamente, para el emprendimiento de explotación artesanal de oro aluvional de la Mina denominada: «Mina Puma» asignándole vigencia por el término de DOS (2) años:
a) La extracción se circunscribirá a las declaradas en Informe de Impacto Ambiental (IIA).

b) Deberá tomar las precauciones necesarias para no alterar las márgenes del arroyo y la calidad físico-química y bacteriológica del curso de agua.c) En la explotación del material deberá respetarse el Plan de Manejo Ambiental (PMA) incluido en el IIA con las recomendaciones allí establecidas. El procedimiento de tratamiento del material sometido a explotación, será el descripto en el documento ambiental.

d) No se podrán remover ni intervenir suelos naturales o implantados con vegetación, ni realizar desmontes de zonas no intervenidas con anterioridad.

Asimismo el señor Alejandro SCHOENAUER, será responsable de:
e) Prestar especial atención y realizar las recomendaciones de carácter ambiental realizadas en el Informe de Impacto Ambiental presentado.

f) Presentar una vez cumplido el plazo de vigencia de la presente Declaración de Impacto Ambiental, un Informe Final de Cierre y Remediación conteniendo los resultados de las acciones de protección ambiental ejecutadas, así como de los hechos o acciones nuevos que se hubieren producido.

Artículo 3°.- Una vez excedida la vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental, en caso de mantenerse la posibilidad de extracción de material, deberá realizarse una nueva presentación del informe de Impacto Ambiental para su actualización; la misma deberá ser presentada CUARENTA y CINCO (45) días antes de su vencimiento.-

Artículo 4°.- El incumplimiento de los artículos establecidos precedentemente significará la suspensión inmediata de los efectos de la presente Disposición de Aprobación, sin perjuicio de las sanciones que pudieran corresponder.-

 
Repeticiones

Como en otras provincias en las que la anti minería le marca el paso a la política, la intolerancia es tal que ni siquiera permite lavar el oro de las arenas de los ríos, con el antiquísimo y nada químico sistema milenario. En La Rioja, recuerdan los mineros, esa escalada llevó a que un grupo de vándalos de Chilecito destruyera las instalaciones de una minera artesanal que nada tiene que ver en sus procesos con los garimpeiros y la minería del mercurio de la América tropical.

Desde principios de siglo, cuando el conflicto de Esquel con El Desquite, de Meridian Gold,  y la sanción de la Ley 5001, Chubut ha dado vueltas en círculos acerca de una posible habilitación de la actividad minera en el territorio que la desea y la necesita.

Desde la asunción del actual gobieno nacional a fines de 2015 hubo una declarada política de promover la explotación en la Meseta. Y el año pasado, fue el último jalón de esta travesía con presentaciones y debates multisectoriales en pequeños poblados y en las ciudades importantes de la provincia.

En Google está todo lo que dijo  y desdijo  la política chubutense, que en  la planicie acelera y en tiempos electorales teme perder votos por la cuestión minera. Entonces hay quienes caen o alientan confusiones, hasta éstas insólitas de perseguir a los lavadores de oro como si fueran asesinos del miedo ambiente.

Historias mineras: Justo Palma, el viejo lavador de oro de Epuyén

Clarín (Archivo 2001)

La ruta de un viejo buscador de oro Vende todo lo que encuentra para poder comer Da cursos y dice que la clave es tener mucha paciencia

Justo Palma mira una montaña y asegura: "En ese cañadón hay oro". Es díficil que se equivoque después de andar 40 años con pala y pico buscando oro por los ríos de montaña en la cordillera de Chubut. Justo tiene las manos arrugadas y los huesos húmedos de tanta agua y tanto frío. También tiene los bolsillos vacíos aunque a veces los llenó del oro que salió a buscar. "Yo no me entrego, sigo buscando oro, no dinero. Aunque a veces me duele un poco la cintura, le voy a dar para adelante".

Tiene 56 años y 9 hijos. Vive en Epuyén, en una casa de madera y chapa de donde sale todos los días a buscar el oro para poder comer. Justo también hace docencia: da cursos para quienes desean ini ciarse en la aventura. "Tuve más de 100 alumnos. Mucha gente pobre como yo que aprendió rápido y ya anda lavando oro para ganarse la vida. A veces llevo a turistas que quieren vivir su experiencia".

Sin temor a equivocarse, el hombre le dice a Clarín que "aquí, en la cordillera, hay mucho metal. Hay que buscarlo con paciencia" y menciona a las localidades de Epuyén, Cholila y Cushamen como las que tienen mayor cantidad en los lechos de los ríos que las surcan.

Seguir a Palma no es fácil. Recorre siete kilómetros en camioneta por un viejo camino de ripio y después 2 kilómetros más a pie para llegar al Arroyo Las Cataratas, uno de los cuatro que están dentro de la estancia "Los Murmullos", a 6 kilómetros de la zona urbana de Cholila. El lunes pasado, cuando habló con Clarín, lo acompañó uno de sus alumnos, don Gibbon y su familia. Todos compartieron las emociones de la búsqueda durante horas con un resultado pobre: apenas unos gramos de oro en polvo o "chispitas", como las llama Justo.

"Es puro azar. Aquí hay oro pero para encontrar pepitas hay que seguir río arriba", cuenta. Con los pies en el agua, Justo lava con su plato decenas de veces materiales que juntó de la orilla y que fue descartando con absoluta paciencia. Las pepitas no son difíciles de encontrar. Si la suerte acompaña, se puede realizar una buena cosecha. Justo Palma recuerda que la de mayor tamaño que encontró pesaba 16 gramos. Y que la vendió a 160 pesos. "Tenía unos 3 centímetros de diámetro. Era muy bonita y brillante".

La experiencia dice que, generalmente, las pepitas se encuentran debajo de las rocas donde quedan mezcladas con arena y tierra después de ser arrastradas por el agua. También se sabe que nunca hay que buscar oro donde hay arcilla. "Se pega y es muy difícil sacarlo". Un lavador de oro necesita algunos elementos básicos como el plato y la canoba. Esta última es como un terraplén construído en chapa. Tiene más de un metro de largo y allí el lavador coloca varias paladas de piedra y arena que recoge del lecho del río. El torrente de agua descartará de la canoba las piedras y el material pesado. El resto será lo que el lavador colocará en el plato para hacer el descarte final. Una barreta de hierro para mover rocas, palas de punta, pinzas y botas completan el equipaje.

"Ya no llevo botas, en zapatillas estoy mas cómodo" dice Justo metido en el agua: la temperatura no supera los dos grados. "Un rato aquí adentro y uno se acostumbra. No siente ni el agua ni los pies", asegura sonriendo. Por la ruta del oro ya deambulan varios de sus discípulos. "Para mi es una satisfacción. Yo les enseño, no soy egoísta. No quiero todo el oro para mí" dice, aunque reconoce que "en Epuyén tengo lugares secretos donde hay muchas pepas, aunque hay que trabajar todo el día para sacarlas".

Un buscador —afirma— llega a estar hasta 12 horas dentro del agua. Y aunque a veces los ingresos en dinero son buenos no les alcanza. "Lo que ocurre es que el trabajo se puede realizar solamente en verano. Es imposible hacerlo en otras estaciones, por el frío. En definitiva, nosotros somos como las abejas, porque nos comemos en el invierno lo que juntamos en el verano". Los principales compradores de pepitas son los turistas extranjeros. "Ellos pagan mejor, reconocen el trabajo artesanal".

Las pepas se venden en las ferias de artesanías porque tienen más valor como pieza que por el peso. En las joyerías el precio varía. Hoy está bajo: a 10 pesos el gramo. "Yo lo he vendido a 30 pesos. Pero eso era en otra época. En realidad uno nunca sabe cuánto sacará por gramo". El hombre recuerda que una vez le vendió dos pepitas a un escultor. Y que las pepitas se convirtieron en los ojos de una estatua.

El oro que sacan los lavadores es de 24 kilates (máxima pureza). Pero también hay oro 18. Justo recomienda "no lavar nunca en la correntada, buscar los lugares más tranquilos de los ríos y no lavar en ríos muy caudalosos porque el agua se lleva el oro fino". También dice que "para saber si hay oro hay que conocer ciertos secretos de las rocas de las montañas. Algunos colores nos muestran el oro que hay adentro". Partió de su Chile natal conociendo estos secretos.

Un "tal Carrasco" fue su maestro a principios de la década del 60. Primero Lago Puelo y después Epuyén fueron sus únicos hogares cordilleranos. A esta altura de su vida, Justo Palma sabe que su destino y sus ilusiones están al pie de las montaña, junto a los ríos. Y también sabe más que nadie que no todo lo que reluce es oro.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual