Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ACTUALIDAD

¿Qué efectos provoca el anuncio nuclear de Irán?

Luego de las nuevas sanciones de Trump

MINING PRESS/ENERNEWS/Diarios

Un año después de que Estados Unidos decidiera unilateralmente retirarse del acuerdo nuclear con Irán firmado en 2015, Teherán respondió y anunció que dejará de aplicar dos de sus “compromisos” de dicho pacto.

Amenazó con renunciar a otros acuerdos si los restantes signatarios del acuerdo no encuentran una solución en un plazo de 60 días para aliviar los efectos de las sanciones estadounidenses contra Irán, en particular en los sectores petrolero y bancario.

El Presidente Donald Trump reaccionó y anunció la imposición de sanciones contra el sector minero y del acero iraní. A continuación las claves para entender la nueva tensión entre Washington y la República islámica de Irán.

El pacto nuclear

El acuerdo fue firmado en 2015 por Irán, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China (todos ellos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU) además de Alemania. El texto permitió levantar una parte de las sanciones contra Teherán a cambio del compromiso del gobierno iraní de no desarrollar una bomba nuclear. Según el Organismo Internacional de Energía Atómica, Irán respetó las condiciones del acuerdo.

Retiro de Estados Unidos

Desde su campaña, Donald Trump criticó a Barack Obama, por haber firmado el acuerdo. Es por eso que el 8 de mayo de 2018 anunció su retiro, un hecho que provocó alarma entre las potencias.

Los críticos del acuerdo -liderados por Estados Unidos, Israel y Arabia Saudita- argumentaron en su momento que se trató de un pacto insuficiente, porque le dio una suerte de alivio económico a Irán y además no abordaba el apoyo de ese país a grupos considerados como terroristas ni el desarrollo de su programa balístico.

Posición de Irán

El Presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo ayer que su país comenzará a construir reservas de agua pesada y de bajo enriquecimiento de uranio, que son los ingredientes esenciales para construir una bomba atómica. En conversación con La Tercera, Ali Vaez, director del Proyecto Irán de la organización International Crisis Group, señaló que la decisión de Teherán “implica que todavía esperan mantener vivo el acuerdo, hasta que se produzcan las elecciones en Estados Unidos en 2020”. “Irán todavía quiere mantenerse dentro de los márgenes del acuerdo. Esta es la continuación de la estrategia de la paciencia iraní”, añadió.

Reacción internacional

Pero el anuncio de Irán solo distanció las posiciones entre las potencias que firmaron el acuerdo. Por un lado están Rusia y China, que apoyan a Teherán. Según Vaez, estos dos países “no han hecho mucho”. “Beijing parece haber cedido a las presiones de Estados Unidos para que reduzca sus importaciones de petróleo iraní”, sostuvo.

Por otro lado están los países europeos que, según Vaez, han hecho mucho para “establecer canales de comunicación alternativos”, al tiempo que intentan mantener un equilibrio diplomático. “La pelota está en el lado de los restantes países firmantes. Es tiempo de que Rusia, China, Francia, Alemania y Reino Unido cooperen entre ellos para dar a Irán incentivos económicos que permitan que Irán cumpla con el acuerdo”, explicó.

Crisis económica

La sanciones han dañado las finanzas iraníes. Según las proyecciones del FMI, se prevé que la economía se contraiga 6%, después de la contracción del 4% del año pasado. En 2018, el rial iraní perdió más de 57% de su valor respecto al dólar en el mercado negro. Y la inflación interanual se disparó al 51%, publicó La Tercera.

Trump, dispuesto a conversar

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reafirmó el jueves estar abierto a conversar con los líderes iraníes, en medio de las crecientes tensiones entre Washington y Teherán.

“Lo que me gustaría ver con Irán es que me llamaran”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca, destacando que lo que su gobierno no quiere es que la república islámica se dote de armas nucleares.

Las relaciones entre Washington y Teherán se tensaron considerablemente desde hace un año, cuando Estados Unidos decidió retirarse unilateralmente del acuerdo internacional nuclear con Irán por considerar que el pacto, negociado durante el gobierno del presidente demócrata Barack Obama, no frenaba las ambiciones armamentísticas de Teherán.

Trump aseguró el jueves que John Kerry, exsecretario de Estado en la era Obama, estaba en contacto con los líderes iraníes y les había dicho “no llamar”.

“John Kerry les habla mucho”, dijo Trump. “Él les dice que no llamen”. “Pero deberían llamar”, dijo Trump. “Si lo hacen, estamos abiertos a hablar con ellos”.

Según el presidente, esto es una violación de la Ley Logan, que prohíbe a los ciudadanos de Estados Unidos negociar de manera privada con gobiernos extranjeros, aunque los enjuiciamientos bajo esta ley, promulgada en 1799, son extremadamente raros.

“Francamente, debería ser procesado por eso”, dijo.

Un portavoz de Kerry no tardó tildar los comentarios de Trump de “teatro”, señalando que Trump está equivocado.

“Está equivocado sobre los hechos, equivocado sobre la ley y, lamentablemente, está equivocado sobre cómo usar la diplomacia para mantener a los Estados Unidos a salvo”, dijo el vocero del exsecretario de Estado en un comunicado.

“El secretario Kerry ayudó a negociar un acuerdo nuclear que funcionó para resolver un problema insoluble”, indicó el texto.

Los roces entre el gobierno de Trump y el de su homólogo iraní Hasan Rohani han aumentado en las últimas semanas, luego de que Washington volviera a imponer severas sanciones económicas a Teherán, e incluyera en su lista negra de grupos terroristas a los Guardianes de la Revolución, fuerza de élite de la república islámica.

En respuesta, Teherán anunció el miércoles que dejará de aplicar dos de sus compromisos del pacto firmado en 2015 con Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania.

Irán amenazó además con ir más lejos si los restantes firmantes del acuerdo no encuentran una solución en un plazo de 60 días para aliviar los efectos de las sanciones estadounidenses, en particular en los sectores petrolero y bancario.

Trump insistió el jueves en que Washington no está buscando un conflicto con Teherán, a pesar del envío de bombarderos B-52 al Golfo.

“Quiero que sean fuertes y grandes, que tengan una gran economía”, dijo sobre Irán. “Podemos hacer un acuerdo justo”, agregó.

Sin embargo, no fue así la respuesta que dio este jueves el secretario de Estado Mike Pompeo quien advirtió que Estados Unidos responderá de una forma “rápida y firme” ante cualquier ataque de Irán.

“El régimen de Teherán debería saber que cualquier ataque hecho por ellos o por sus delegados contra intereses de Estados Unidos o contra sus ciudadanos va a recibir una respuesta rápida y firme”, dijo Pompeo en un comunicado.

Irán es el rival regional de Arabia Saudita y de Emiratos Árabes Unidos, aliados de la administración Trump.

La Unión Europea rechaza ultimátum

Fieles a su defensa del acuerdo nuclear con Irán, las potencias europeas rechazaron ayer jueves el ultimátum lanzado por el régimen iraní, que el miércoles anunció el incumplimiento parcial de ese pacto. En tanto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo estar “abierto a hablar” con Irán.

Irán dijo que dejará de aplicar dos de sus compromisos del acuerdo firmado en 2015 con Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania, tras la decisión de Trump de retirarse en 2018 y restablecer las sanciones.

Y amenazó con renunciar a otros compromisos si los restantes signatarios no hallan en 60 días una solución para aliviar los efectos de las sanciones estadounidenses contra Irán, en particular en los sectores petrolero y bancario.

“Rechazamos cualquier ultimátum y evaluaremos el cumplimiento de Irán con sus compromisos nucleares”, advirtieron los cancilleres de Reino Unido, Francia y Alemania, así como la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Entretanto, Trump dijo que le “gustaría que me llamaran” los líderes iraníes. En diálogo con los periodistas en la Casa Blanca, agregó que “deberían llamar (...) Si lo hacen, estamos abiertos a hablar con ellos”.

Estos intercambios ocurren en un clima de creciente tensión entre Irán y Estados Unidos, que anunció el martes el envío de bombarderos B-52 y una flota al Golfo Pérsico.

Horas después del anuncio de la República Islámica, la administración estadounidense volvió a endurecer sus sanciones. “Autorizar el acero y otros metales iraníes en sus puertos ya no se tolerará”, avisó Trump.

Rusia condenó “con firmeza” este jueves las nuevas sanciones estadounidenses contra Irán y pidió negociaciones a todas las partes para intentar salvar el acuerdo, vista “la gravedad de lo que está pasando”.

Como en el caso de la crisis en Venezuela o el acercamiento a Cuba, la posición de la UE sobre Irán choca con la de Estados Unidos, por lo que, a juicio del jefe del gobierno austríaco Sebastian Kurz, “seguirá siendo una cuestión difícil”.

Los europeos enfrentan un sentimiento de impotencia, ya que no tienen ningún tipo de influencia sobre Trump y son blanco también de las críticas de Irán por no lograr compensar las consecuencias de la sanciones.

Aunque el resto de firmantes prometió permitir que Irán se beneficie de las ventajas económicas del acuerdo, el mecanismo creado por la UE para seguir comerciando y eludir las sanciones de Estados Unidos, no ha permitido ninguna transacción.

Camino al Golfo.

El portaviones estadounidense que se dirige hacia el Golfo Pérsico atravesó ayer jueves el Canal de Suez. El 5 de mayo, el asesor en seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, anunció el despliegue en la región de una fuerza de tareas encabezada por un portaviones y de una fuerza de bombarderos, “para responder de manera implacable a cualquier ataque contra los intereses de Estados Unidos o de nuestros aliados”.

Dos días más tarde, el Pentágono anunció el envío de varios bombarderos B-52 al Golfo.

Bolton, al anunciar el despliegue del portaviones, envió “un mensaje claro e inequívoco al régimen iraní”, según un comunicado de la Casa Blanca.

Irán es el rival regional de Arabia Saudita y de Emiratos Árabes Unidos, aliados de Estados Unidos, publicó EL País.uy

 

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual