Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ESCENARIO

Tierras raras: La amenaza de China a Trump por el control de las reservas. Volver a la calma

Control de la oferta

MINING PRESS/ENERNEWS/Agencias

 Al menos tres empresas con sede en Estados Unidos tienen plantas de procesamiento de tierras raras en construcción o en etapa de planificación.

Las compañías de Estados Unidos están a años de desafiar el dominio chino en tierras raras debido a la falta de instalaciones de procesamiento, lo que garantiza que el país asiático mantendrá su cuasimonopolio en la refinación y le entrega un poderoso argumento en las negociaciones comerciales.

En una escalada del conflicto comercial entre los dos países, los medios de comunicación estatales apuntaron el miércoles a que China podría restringir las ventas de tierras raras a Estados Unidos, provocando temor al papel que juegue Pekín como proveedor.

Si bien, China posee sólo un tercio de las reservas de tierras raras del mundo, según datos del Servicio Geológico de Estados Unidos, representa el 80% de las importaciones de Estados Unidos de los 17 minerales que se usan en equipos militares y de electrónica de consumo de alta tecnología.

El dominio se debe en gran parte al procesamiento. Los esfuerzos para construir plantas para obtener tierras raras en Estados Unidos aún se encuentran en las primeras etapas y carecen de un respaldo del Congreso y del gobierno del presidente Donald Trump.

Al menos tres empresas con sede en Estados Unidos tienen plantas de procesamiento de tierras raras en construcción o en etapa de planificación.

"Sería importante para Estados Unidos y el mundo que se procesen estos minerales en algún lugar fuera de China", dijo Jon Blumenthal, presidente ejecutivo de Blue Line Corp, que firmó este mes firmó un memorando de entendimiento para construir una planta de procesamiento de tierras raras en Texas con Lynas Corp de Australia.

Estados Unidos ha excluido las importaciones chinas de tierras raras de las recientes alzas de aranceles, junto a algunos otros minerales chinos críticos.

China, sin embargo, ha aumentado los aranceles a las importaciones de minerales para procesar tierras raras de Estados Unidos del 10% al 25%, lo que hace que sea menos económico procesar el material en China.

La empresa MP Materials, que es propietaria de la mina Mountain Pass y envía aproximadamente 50,000 toneladas de concentrado de tierras raras que extrae cada año desde California a China para su procesamiento, ha criticado los "aranceles unilaterales", Reuters.

Productores

La guerra tecnológica entre EE.UU. y China hizo disparar las acciones de las empresas que las fabrican más del 10%. El gigante asiático es uno de los países del mundo donde hay mayor cantidad de reservas y el de Norteamérica importa gran parte de ellos

El conflicto entre Estados Unidos y Huawei sigue creciendo y podría ser mayor de lo que se anticipaba. Viene escalando hace varios meses y llegó a u su punto más alto cuando el gigante chino fue incorporado en una "lista negra" que limita los negocios entre empresas estadounidenses y esa compañía.

Desde ese entonces, varias compañías comenzaron a cortar lazos comerciales con Huawei. Se trata de un nuevo capítulo en la batalla comercial que se está librando entre la administración de Trump y la de Xi Jinping. Ahora muchos estiman que el país de Asia responda a esta situación.

Hace unos días, luego de que se supiera que Google limitará el acceso a sus servicios en los móviles de Huawei, para cumplir con las nuevas medidas del Gobierno de Estados Unidos, trascendió que el presidente chino Xi Jinping visitó una empresa que explota tierras raras en Guangzhou, al sur del país.

Se conoce como tierras raras a 17 elementos químicos que son muy utilizados en el mundo de la tecnología. Están presentes en baterías, lentes de cámaras, pantallas, láseres, motores y memorias de computadoras. Algunos también se emplean como agentes de rastreo en petroleras y en sistemas armamentísticos.

 

Se las define como "tierras raras" no porque sean productos escasos en la corteza terrestre, sino porque es difícil encontrarlos en forma pura. Se destacan por sus propiedades magnéticas y por ser buenos conductores de la electricidad.

Dónde están las reservas

China concentra el 80% de las reservas de tierras raras. Por ahora, las exportaciones de estos productos están fuera de los aranceles que impuso recientemente Estados Unidos para los elementos que ingresan desde el país de Oriente. Y tiene sentido: Estados Unidos importa gran parte de estos elementos de China.

Algunos analistas creen que la visita de Xi Jinping a un centro de explotación de estos minerales podría indicar que China utilizará su dominio en este tema de forma estratégica en la batalla comercial.

De hecho las empresas relacionadas con tierras raras se vieron beneficiadas en la bolsa. Las acciones de JL MAG Rare-Earth Co Ltd aumentaron el 10% el lunes después de la visita de Xi, y subieron otro 10% el martes.

Varias compañías comenzaron a cortar lazos comerciales con Huawei, tras las limitaciones decretadas en Estados Unidos. (REUTERS/Jason Lee/File Photo)

 

Por su parte, las acciones de Innuovo Technology Co Ltd, un fabricante de productos y materiales magnéticos permanentes de tierras raras, también subieron un 10%, el nivel más alto desde octubre de 2017; y en Hong Kong, Rare Earth Holdings Ltd se disparó más del 80%.

Cuando se le consultó al vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, si la visita del presidente quería decir que se pensaba limitar las exportaciones a Estados Unidos como represalia, explicó que ese tipo de visitas era habitual y que no había que interpretarla de ningún modo en particular, según publicó Reuters.

La mina de Bayan Obo en China (Shutterstock)

 

En qué otros países hay reservas de tierras raras

¿Qué pasaría, si, eventualmente China decidiera limitar las exportaciones de tierras raras a Estados Unidos? De acuerdo con la consultora Pacific Securities, citada por Reuters, esto afectaría al país gobernado por Trump.

Es que estos elementos, como ya se dijo, están presentes en la industria tecnológica. Pero China no es el único país que tiene tierras raras. Brasil, Vietnam, Rusia, India y Australia también tiene grandes reservas de estos productos, con lo cual un bloqueo o limitación de la exportación de estos elementos hacia Estados Unidos podría representar una oportunidad comercial para esos otros países.

También hay reservas, aunque en menor medida, en el mismo Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica, Nigeria y Tailandia.

La mina australiana de Mount Weld

 

Cómo se extraen las tierras raras

La explotación se hace con minas a cielo abierto. Requiere la utilización de grandes volúmenes de agua y electricidad. Uno de los riesgos vinculados a esta práctica es la contaminación, advierte Raúl Montenegro, biólogo, profesor de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) y presidente de la FUNAM, una fundación para la defensa del ambiente.

"Una de las minas tradicionales en China, la de Bayan Obo, es emblemática por los desastres ambientales que produjo y sigue produciendo. Sin embargo el caso más emblemático es el de la mina de Mount Weld en Australia, cuyos minerales son purificados en la Lyna Advanced Materials Plant (LAMP) ubicada en Kuantan, Malasia. Allí los impactos ambientales son crecientes y han generado enérgicas reacciones sociales en contra, que anticipan fenómenos similares en nuevos sitios de explotación", detalla.

Otros analistas, sin embargo, creen que en minería, como en otras actividades industriales, la contaminación ocurre por accidentes humanos o incumplimientos de normativas. En este sentido, creen que los riesgos no son propios de la actividad minera en sí, sino falencias en la implementación o la carencia de controles adecuados, Infobae.

Volver a la calma

Una vez cada década más o menos, el mundo atraviesa un freak-out colectivo sobre las tierras raras.

El conjunto de 17 elementos tendidos hacia la parte inferior de la tabla periódica son notables porque son esenciales en varias aplicaciones de alta tecnología, como turbinas eólicas, automóviles eléctricos y láseres, y se fabrican principalmente en China.

Eso los convierte en un arma de miedo en las disputas económicas y diplomáticas. En 2010, China redujo las exportaciones de minerales a Japón cuando los dos gobiernos estaban en disputa por la propiedad de algunas islas al este de Taiwán. Ahora, los medios chinos de propiedad estatal han estado pidiendo a gritos que vuelvan a hacer lo mismo en la guerra comercial con los Estados Unidos. "Si alguien quiere usar productos hechos de las exportaciones de tierras raras de China para contener el desarrollo de China", el Global Times citó a un funcionario no identificado como diciendo, el pueblo chino "no estará contento con eso".

La verdad, sin embargo, es que las tierras raras son un tigre de papel. Como escribimos la semana pasada, el caso de 2010 fue contraproducente para China. Temerosos de ser atrapados en corto nuevamente, Japan Oil, Gas and Metals National Corp., una agencia gubernamental, entró con la empresa comercial Sojitz Corp. para otorgar una serie de préstamos de desarrollo a Lynas Corp., una compañía australiana que busca construir una empresa poco común. 

El primer préstamo, a una tasa de interés de alrededor del 3% (1), tuvo un valor asombrosamente bueno para una compañía que no publicaría el flujo de caja operativo durante casi cinco años. El australiano Fortescue Metals Group Ltd., el cuarto mayor productor de mineral de hierro del mundo que en ese momento estaba obteniendo márgenes operativos en la región del 50%, tuvo que pagar hasta el 8.25% en el momento de sus préstamos en el mercado de bonos basura de EE. UU.

El resultado funcionó bien para los tres jugadores. La participación de China en la producción de tierras raras ha disminuido del 97% de la oferta mundial en 2010 a alrededor del 71% en 2018. Lynas es ahora el segundo productor mundial de neodimio-praseodimio, dos tierras raras cruciales para fabricar imanes de alta resistencia. Con alrededor de una cuarta parte del mercado global. Solo su acuerdo de venta con Sojitz representa alrededor del 30% de la demanda de tierras raras de Japón.

El primo americano de Lynas fue menos afortunado. Molycorp Inc. trató de convertir la mina Mountain Pass en el desierto de Mojave en otra fuente no china de tierras raras, pero las cosas cayeron y cayeron sobre el financiamiento de aproximadamente $ 1,7 mil millones en gastos de capital. Una solicitud para una garantía de préstamo de $ 280 millones del Departamento de Energía de EE. UU. No tuvo éxito; Se emitieron $ 650 millones en bonos senior garantizados al 10%, y Molycorp luego tuvo que buscar otros $ 400 millones de apoyo del fondo de deuda en dificultades Oaktree Capital Group LLC. En última instancia, todo terminó en la corte de bancarrota, y Mountain Pass ahora es propiedad de dos fondos estadounidenses y de Leshan Shenghe Rare Earth Co., un procesador chino de tierras raras.

Sin embargo, toda esa inversión no fue un desperdicio completo. Mientras que los nuevos propietarios de Mountain Pass ahora exportan mineral semielaborado para refinación en China, el procesamiento completo debe reiniciarse en California a fines del próximo año. Lynas, mientras tanto, la semana pasada firmó un acuerdo de empresa conjunta con Blue Line Corp. para construir una planta rival en Texas. Si hay algo que va a acelerar el cambio a una cadena de suministro totalmente estadounidense, es la amenaza de una prohibición de exportación china.

Como se señala a menudo, la mayoría de las tierras raras no son de hecho raras. El lantano y el cerio son tan abundantes como el cobre y el plomo, y se usan en aplicaciones peatonales como limpiadores de piscinas y pedernales de cigarrillos. Incluso los elementos magnéticos más preciados, como el neodimio, el disprosio, el praseodimio y el samario, son lo suficientemente cómodos como para que Apple Inc. utilice imanes de tierras raras para que sus cables de alimentación queden en su lugar. Los entusiastas de la cerámica pueden recoger óxido de neodimio por alrededor de $ 50 por kilogramo en línea para dar un tinte azul a sus esmaltes; probablemente sea un poco más de neodimio del que encontrarías en un auto eléctrico típico.

La oferta es especialmente generosa cuando se la compara con el segmento más crucial y alarmante de la demanda: el hardware militar. Según un estudio del Departamento de Defensa de los EE. UU., Esto equivale a aproximadamente 500 toneladas métricas por año, equivalente a lo que obtendría de la planta de Lynas en aproximadamente 10 días. Solvay SA, una empresa química francesa, recientemente creó un proyecto de demostración para producir cerca de 200 toneladas por año de tierras raras con solo reciclar bombillas.

En retrospectiva, el gobierno de los EE. UU. Podría haber sido sabio a principios de esta década al proporcionar las garantías de préstamo para que el Mountain Pass tenga una base más sólida. También podría ser sensato utilizar algún músculo diplomático para alentar al gobierno escéptico de China en Malasia a resolver su disputa actual con Lynas, que actualmente es una amenaza mucho mayor para diversos suministros de tierras raras que el ruido de sables de Pekín.

Aún así, el enfoque relajado de Washington para la aleta de 2010 fue, en general, el correcto. Los suministros de materiales raros están, por su naturaleza, concentrados en unos pocos países. A menos que realmente estemos dirigiéndonos a una guerra autárquica, esas cadenas de suministro continuarán recorriendo el mundo. La mayoría de nosotros apenas tendremos que pensar en ellos hasta que se desate el próximo pánico.

 

 

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual