Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

MERCADOS
Mining Press

El crudo se dispara tras el ataque a Saudi Aramco

La petrolera de Arabia saudita opera al 50% tras el ataque hutí

ENERNEWS/Agencias

El petróleo registró su mayor salto intradía este lunes más de US$ 11, hasta más de US $ 71 por barril, después del ataque a nstalaciones petrolera de Arabia Saudita que eliminó alrededor del cinco por ciento de los suministros mundiales.

Los futuros del crudo Brent aumentaron casi un 20 por ciento en un momento temprano del día y los futuros de EE. UU. Subieron casi un 16 por ciento, ambos alcanzando su nivel más alto desde mayo. Desde entonces, los precios han retirado aproximadamente la mitad de ese aumento inicial después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, autorizó el uso de las reservas de emergencia del país para garantizar un suministro estable.

A las 0640 GMT, los futuros de Brent subieron un 10 por ciento a US $ 66,31 por barril, mientras que el crudo ligero de los EE. UU. Subió un 9 por ciento a US $ 59,82, aún en camino al mayor avance en más de tres años.

"Nunca hemos visto una interrupción del suministro y una respuesta de precios como esta en el mercado del petróleo", dijo Saul Kavonic, analista de energía de Credit Suisse Group. "La prima de riesgo político ahora está de vuelta en la agenda del mercado petrolero".

El dramático movimiento del petróleo repercutió en los mercados financieros. Los activos de Haven, incluidos el oro y los futuros del Tesoro, aumentaron por la preocupación por las consecuencias geopolíticas de los ataques. Las monedas de las naciones vinculadas a los productos básicos, incluida la corona noruega y el dólar canadiense, también avanzaron. Los futuros de la gasolina en Estados Unidos subieron casi un 13 por ciento antes de reducir su aumento a alrededor del 9 por ciento.

 

El productor estatal de energía Saudi Aramco perdió alrededor de 5,7 millones de barriles por día de producción el sábado después de que 10 vehículos aéreos no tripulados atacaron la instalación de procesamiento de crudo más grande del mundo en Abqaiq y el segundo campo petrolero más grande del reino en Khurais.

Para los mercados petroleros, es la peor interrupción repentina de la historia, superando la pérdida de suministro de petróleo kuwaití e iraquí en agosto de 1990, cuando Saddam Hussein invadió a su vecino. También excede la pérdida de producción de petróleo iraní en 1979 durante la Revolución Islámica, según la Agencia Internacional de Energía.

"La vulnerabilidad de la infraestructura saudita a los ataques, vista históricamente como una fuente estable de crudo para el mercado, es un nuevo paradigma con el que tendrá que lidiar el mercado", dijo Virendra Chauhan, analista con sede en Singapur de la consultora de la industria Energy Aspects Ltd. "En la actualidad, no se sabe por cuánto tiempo el crudo estará fuera de línea".

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, los futuros intermedios del oeste de Texas se congelaron durante aproximadamente dos minutos después de que la escala de la medida retrasara la apertura del mercado. Eran un 9 por ciento más altos a US $ 59.81 el barril a las 7:28 am en Londres.

Arabia Saudita puede reiniciar un volumen significativo de la producción de petróleo detenida en cuestión de días, pero necesita semanas para restaurar la capacidad de producción total, dijeron personas familiarizadas con el asunto. El reino, o sus clientes, pueden usar reservas para mantener el flujo de suministros a corto plazo. Aramco podría considerar declararse incapaz de cumplir con los contratos de algunos envíos internacionales, conocidos como fuerza mayor, si la reanudación de la capacidad total en Abqaiq lleva semanas.

Eso sacudiría aún más los mercados petroleros y ensombrecería los preparativos de Aramco para lo que podría ser la mayor oferta pública inicial del mundo. También está destinado a intensificar un enfrentamiento que enfrenta a Arabia Saudita y los Estados Unidos contra Irán, que respalda a los grupos de poder en Yemen, Siria y Líbano. Los rebeldes hutíes respaldados por Irán en Yemen reclamaron el crédito por el ataque, pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el secretario de Estado Mike Pompeo ya han señalado directamente a Irán

Trump, quien dijo que Estados Unidos está "bloqueado y cargado según la verificación" de que Irán organizó el ataque, autorizó anteriormente la liberación de petróleo de las reservas de emergencia de la nación. La AIE, que ayuda a coordinar las reservas de combustible de emergencia de los países industrializados, dijo que estaba monitoreando la situación.

“No importa si Arabia Saudí demora cinco días o mucho más para que el petróleo vuelva a la producción, solo hay una conclusión racional de los ataques con drones de este fin de semana contra la infraestructura del Reino: esa infraestructura es altamente vulnerable a los ataques, y el mercado ha sido precios del petróleo persistentemente ", escribió en una nota de investigación Ed Morse, jefe global de investigación de productos básicos de Citigroup.

Brent subió más de un 19 por ciento a US $ 71.95 por barril en ICE Futures Europe, su mayor ganancia en términos porcentuales desde 1991. En las horas siguientes, redujo ese avance para negociar un 10.2 por ciento más alto a US $ 66.34 por barril. El crudo de referencia mundial podría aumentar por encima de los US $ 75 por barril si la interrupción en Abqaiq dura más de seis semanas, dijo el Grupo Goldman Sachs en una nota.

El comercio de WTI se congeló durante unos minutos debido a un llamado disyuntor, que se activa por una ganancia de más del 7 por ciento. Cuando finalmente se abrieron, los futuros subieron hasta un 15.5 por ciento a US $ 63.34, la mayor cantidad desde 2008.

Los ataques "prepararon el escenario para una mini masacre el lunes por la mañana de cualquier participante del mercado que tenga posiciones cortas o expectativas bajistas", dijo John Driscoll, estratega jefe de JTD Energy Services Ltd. en Singapur. El "movimiento de precios se vio exacerbado por la magnitud sin precedentes de la interrupción del suministro en el proveedor clave del mundo y el potencial de escalada de escaramuzas geopolíticas que involucran a Estados Unidos, Arabia Saudita e Irán".

El drama no se limitó a los precios planos. La diferencia entre Brent y WTI se amplió hasta en un 37 por ciento, lo que demuestra que el pico del petróleo afectará los precios globales más que los de los EE. UU., Donde la producción de esquisto y los amplios suministros proporcionan un mayor amortiguador.

El retroceso de 6 meses de Brent saltó al nivel más alto desde septiembre de 2013, ya que la interrupción genera preocupaciones sobre la obtención de suministros a corto plazo. Y el sesgo de la opción call-put pasó a territorio positivo por primera vez desde 2018, lo que indica que los operadores de opciones están dispuestos a pagar más para apostar a que los precios suban en lugar de caer.

Ataque al corazón del negocio global

Rebeldes hutíes en Yemen,  apoyados por Irán, ya habían lanzado algunos ataques a blancos saudíes, se adjudicaron los ataques. Ante esto, Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, señaló, en su cuenta de Twitter, que no hay evidencia de que los ataques provinieron de Yemen.

La petrolera Saudi Aramco tuvo que reducir su producción en aproximadamente cinco millones de barriles al día como medida de precaución después del ataque a su planta en Abqaiq, según el testimonio de una persona enterada del asunto.

 

Arabia Saudita

Una imagen satelital de la refinería de Aramco que fue atacada. (AP).

 

Los ataques han detenido alrededor de la mitad de la actividad de la empresa estatal, interrumpiendo así el suministro de 5,7 millones de barriles de crudo por día, lo que equivale a 5% del consumo mundial diario.

Aunque el Ministro de Energía saudí ha dicho que Aramco restaurará completamente la producción en las próximas 48 horas, sigue siendo incierto si la entidad tendrá la capacidad de hacerlo, en especial si los daños a la infraestructura resultan ser graves y extensos.

Por el momento, es difícil de predecir si la interrupción será prolongada o no, pero algo es cierto: las tensiones en medio oriente han alcanzado un punto extremo y podrían desembocar en un conflicto armado entre Arabia Saudita e Irán, dos países con gran fuerza militar. La parada de la producción y la creciente posibilidad de una guerra en esta región crean riesgos alcistas para el petróleo, por lo que en los próximos días no se descarta un fuerte avance en su cotización, tanto para la mezcla Brent como WTI, analizó Daily FX.

A poco de ocurrido el ataque el portavoz militar hutí, Yahya Sarea, informó en un comunicado de que las instalaciones atacadas esta mañana se ubican en las áreas saudíes de Abqaiq y Khurais y precisó que los impactos de los diez drones fueron "precisos y directos".

El portavoz militar de los rebeldes yemeníes, Yahya Sarea, justificó los ataques sobre la petrolera saudí como una respuesta "legítima" a las agresiones de los últimos cinco años contra su país. Allí Arabia Saudita lidera una coalición militar en favor del gobierno reconocido internacionalmente, que acusó a Irán de estar detrás del ataque.

Trump libera reservas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el domingo que ha autorizado el uso de petróleo de las reservas estratégicas del país después de que Arabia Saudita redujera a la mitad su producción por el ataque con dron a dos 

"Debido al ataque en Arabia Saudita, que puede tener impacto en el precio del petróleo, he autorizado, si es necesario, la liberación de petróleo de la reserva estratégica de petróleo en una cantidad a determinar", tuiteó Trump.

Horas antes, la portavoz del Departamento de Energía, Shaylyn Hynes, había dicho a EFE que Estados Unidos "está preparado para utilizar sus reservas estratégicas de petróleo si resulta necesario con el fin de compensar cualquier interrupción en los mercados petroleros como resultado del acto de agresión" en Arabia Saudita. 

Dos refinerías saudíes de la petrolera estatal Aramco, la principal del mundo, fueron atacadas con diez drones el sábado, lo que ha supuesto una reducción de cerca del 50% en su producción, aunque Riad ha asegurado que cubrirá la demanda de sus clientes con inventarios.

 
Ababia Saudita

Imagen satelital del campo petrolero de Aramco que fue bombardeado el sábado. (AP).

Los ataques fueron reivindicados por los rebeldes hutíes yemeníes, apoyados por Irán; pero, el sábado, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, responsabilizó directamente a la República Islámica.

Ante el posible impacto económico de esos incidentes, Washington ha comenzado a coordinar con la Agencia Internacional de la Energía (AIE), un organismo creado tras de la crisis del petróleo de 1973, para ver qué "posibles opciones están disponibles en caso de que se necesite tomar una acción colectiva global", detalló la portavoz del Departamento de Energía estadounidense.

Ese departamento controla la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR, por sus siglas en inglés), que cuenta con la mayor provisión de crudo para casos de emergencia de todo el mundo. 

Esas reservas de petróleo, propiedad del Gobierno de Estados Unidos, se encuentran en unas enormes cavernas subterráneas en la costa del Golfo de México, específicamente en los estados de Texas y Luisiana.

Esa reserva fue creada en 1975 después del embargo árabe de petróleo que elevó los precios y perjudicó la economía estadounidense. Su objetivo es evitar futuras interrupciones en el suministro de crudo y servir como una "herramienta de política exterior", de acuerdo a la web del Departamento de Energía.

Actualmente, Estados Unidos tiene guardados 630 millones de barriles para casos de emergencia, detalló un alto funcionario del Gobierno, que pidió el anonimato.

Desde que este sábado se produjeran los ataques contra las refinerías saudíes, el Gobierno de Trump ha adoptado una posición agresiva, culpando directamente a Irán y respaldando "el derecho de Arabia Saudita a defenderse".

 
Arabia Saudita

Tanto Riad como Washington acusan a Teherán de financiar y armar a los insurgentes hutíes del Yemen en violación del embargo de armas de la ONU, aunque el Gobierno iraní defiende que su apoyo es solo político y de asesoramiento. 

La guerra en el Yemen es escenario de un pulso de poder entre Teherán y Riad. El conflicto se recrudeció en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe liderada por Arabia Saudita y apoyada por Estados Unidos contra los rebeldes hutíes, que cuentan con el respaldo de Irán.

El ataque

“Los hutíes reivindicaron la responsabilidad para desviar las miradas lejos del régimen de Teherán”, afirmó el ministro de Información de Yemen, Muamar al Eryani, en Twitter. “Los datos políticos y militares, y la información preliminar sobre el acto terrorista (…) coinciden en que es imposible que el ataque se realizara desde zonas controladas por la milicia hutí”, remarcó Eryani.

El ministro de Energía saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, dijo que 5,7 millones de barriles diarios de producción de petróleo crudo y gas han sido afectados. Las últimas cifras de la OPEP sitúan la producción total de Arabia Saudita en 9,8 millones de barriles por día.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, culpó este sábado a Irán del ataque, país que respalda a los rebeldes hutíes, calificándolo de “ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo”. Irán, bajo las sanciones de Estados Unidos sobre su industria petrolera, ha negado cualquier participación.

“Los eventos en Arabia Saudita han aumentado las tensiones en el Medio Oriente a un nuevo nivel que genera preocupación por la seguridad del suministro”, dijo Chris Midgley, jefe global de análisis de S&P Global Platts en un comunicado. “El cambio repentino en el riesgo geopolítico” podría hacer que los precios del crudo suban entre 5 dólares y 10 dólares por barril, dijo Midgley.

Los precios del petróleo han sido bajos recientemente. Brent, el punto de referencia mundial, cerró a 60,22 dólares por barril este viernes. El precio seguido de cerca en Estados Unidos, conocido como WTI, cerró en 54,85 dólares.

Ataque con drones destruye instalaciones petroleras

Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, había reducido la producción de crudo y otros productos energéticos como parte de un esfuerzo de la OPEP para aumentar los precios. El reino produce aproximadamente el 10% del suministro global total de 100 millones de barriles por día.

Otros analistas esperan un repunte más pequeño del mercado petrolero en el corto plazo. “Una pequeña prima de 2-3 dólares por barril surgiría si el daño parece ser un problema que puede resolverse rápidamente, y de 10 dólares si el daño a las instalaciones de Aramco es significativo”, dijo Ayham Kamal del Grupo Eurasia en una nota de investigación.

Otros dos analistas dijeron a CNN Business que creen que los precios podrían saltar 15 dólares por barril debido a la cantidad de petróleo saudí afectado por los ataques.

El ministro de energía de Arabia Saudita dijo que los funcionarios están “trabajando para recuperar las cantidades perdidas” de petróleo y actualizarán al público dentro de dos días. Fuentes regionales en el Medio Oriente estiman que Saudi Aramco tiene unos 200 millones de barriles almacenados en Ámsterdam, Japón y China.

Los ataques se producen cuando Saudi Aramco está tomando medidas para salir a bolsa en lo que podría ser la mayor OPI del mundo. Aramco atrajo un gran interés con su debut en la venta internacional de bonos en abril. Encomendó una auditoría independiente de las reservas de petróleo del reino y comenzó a publicar ganancias. En las últimas dos semanas, el reino ha reemplazado a su ministro de Energía y al presidente de Aramco.

“Los ataques podrían complicar los planes de salida a bolsa de Aramco dados los crecientes riesgos de seguridad y el impacto potencial en su valor”, dijo Kamal,publicó CNN.

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó los ataques del sábado contra instalaciones petroleras de Aramco en Arabia Saudita, hecho que genera hoy gran preocupación en el mercado de crudo internacional.

 

Por medio de un comunicado, el máximo representante de Naciones Unidas exhortó a las partes a ejercer la máxima moderación, evitar cualquier escalada en medio de tensiones intensas y cumplir en todo momento con el derecho internacional humanitario.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual