Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

PROYECTOS

Epitermal y Sable, más exploración en Don Julio

Perforación de 5.000 mts para certificar la presencia de oro y cobre

MINING PRESS/Diario de Cuyo

LEONARDO QUIROGA

Operación. La primera fase del proyecto estuvo orientada a verificar el potencial del yacimiento, mientras que la segunda consistió en realizar trabajos de superficie.

La primera fase del proyecto estuvo orientada a verificar el potencial del yacimiento, mientras que la segunda consistió en realizar trabajos de superficie.

La compañía Epitermal SA, a cargo del yacimiento iglesiano Don Julio, comenzará en octubre una nueva campaña exploratoria que implicará la perforación de 5.000 metros para estudiar el yacimiento y continuar certificando la presencia de cobre y oro.

Cabe destacar que la empresa liderada a nivel nacional por el geólogo sanjuanino Hugo Bastías desarrolló tareas de perforación por 3.000 metros durante la temporada pasada, en el marco de una reestructuración interna que llevó al proyecto a consolidarse como binomio de oro-cobre. “En poco tiempo inicia la temporada nuevamente y vamos a seguir trabajando en un contexto que está bastante difícil”, explicó Hugo Bastías.

Y continuó: “Existe una gran incertidumbre a nivel internacional (capitales inversores) en relación a lo que vaya a pasar en octubre con el tema de las elecciones. Ellos no saben qué tipo de reglas de juego habrá para el año que viene. Eso genera mucha intranquilidad en los mercados y dejan de apostar por la exploración y la explotación”.

Las tareas que comenzarán a desarrollarse en la cordillera iglesiana implicarán la puesta en marcha de diferentes máquinas perforadoras, las cuales serán más chicas y más lentas en relación a las utilizadas la temporada pasada.

“El año pasado tuvimos una exploración rápida con máquinas grandes, pero fue muy costosa, este año tuvimos que bajar el presupuesto para poder seguir estudiando las nuevas zonas potenciales que se detectaron justamente con los estudios de la temporada anterior”, explicó el geólogo.

El mencionado yacimiento cuprífero posee una larga historia: fue descubierto hace más de 30 años por Hugo Bastías padre y su hijo (actual gerente de la compañía). Inicialmente fue llamado Poposa, en alusión a la flor autóctona que se utiliza mucho en el lugar por sus propiedades curativas. Luego, con la llegada de una nueva empresa inversora se cambió el nombre a Amarillos y se sostuvo el mismo hasta la reestructuración de la empresa Epitermal SA y la incorporación de Sable Resources, cuando el yacimiento cambió de nombre a Don Julio, en honor al baqueano que ayudó a la familia Bastías a explorar la zona a lomo de mula en extensas campañas y que ahora es un referente de toda la comunidad del departamento norteño.

“Tenemos buenas expectativas, como siempre, pero estamos esperando a ver que pasa después de las elecciones, para ver si las reglas del juego cambian. San Juan es un gran ejemplo de esta incertidumbre, en su momento se abrieron tres minas y hoy al estar cerca del final no hay recambio para mantener la industria. Esto se debe a que durante 10 años no se exploró como se debería haber explorado por las retenciones que le pusieron a la minería. Las empresas e inversores internacionales son muy sensibles a estos cambios. No van a volver a invertir si saben que pueden volver las retenciones o los viejos paradigmas industriales”, explicó Bastías.

Y concluyó: “La normativa argentina es una incógnita para los de afuera, la empresa canadiense que financia nuestras inversiones tiene también proyectos en México y Perú, pero en dichos países, la minería sigue igual ante los cambios de gobierno, no se ve alterada, no tocan nada. Esto se debe a que entienden que la exploración es una actividad de mínimo diez años y que requiere de cuatro años más para construir la mina y entrar en actividad, esos son plazos que escapan a la política”.

30 años pasaron desde que Hugo Bastías padre e hijo junto a Don Julio descubrieron el yacimiento denominado originalmente Poposa.

 SA, a cargo del yacimiento iglesiano Don Julio, comenzará en octubre una nueva campaña exploratoria que implicará la perforación de 5.000 metros para estudiar el yacimiento y continuar certificando la presencia de cobre y oro.

Cabe destacar que la empresa liderada a nivel nacional por el geólogo sanjuanino Hugo Bastías desarrolló tareas de perforación por 3.000 metros durante la temporada pasada, en el marco de una reestructuración interna que llevó al proyecto a consolidarse como binomio de oro-cobre. “En poco tiempo inicia la temporada nuevamente y vamos a seguir trabajando en un contexto que está bastante difícil”, explicó Hugo Bastías.

Y continuó: “Existe una gran incertidumbre a nivel internacional (capitales inversores) en relación a lo que vaya a pasar en octubre con el tema de las elecciones. Ellos no saben qué tipo de reglas de juego habrá para el año que viene. Eso genera mucha intranquilidad en los mercados y dejan de apostar por la exploración y la explotación”.

Las tareas que comenzarán a desarrollarse en la cordillera iglesiana implicarán la puesta en marcha de diferentes máquinas perforadoras, las cuales serán más chicas y más lentas en relación a las utilizadas la temporada pasada.

“El año pasado tuvimos una exploración rápida con máquinas grandes, pero fue muy costosa, este año tuvimos que bajar el presupuesto para poder seguir estudiando las nuevas zonas potenciales que se detectaron justamente con los estudios de la temporada anterior”, explicó el geólogo.

El mencionado yacimiento cuprífero posee una larga historia: fue descubierto hace más de 30 años por Hugo Bastías padre y su hijo (actual gerente de la compañía). Inicialmente fue llamado Poposa, en alusión a la flor autóctona que se utiliza mucho en el lugar por sus propiedades curativas. Luego, con la llegada de una nueva empresa inversora se cambió el nombre a Amarillos y se sostuvo el mismo hasta la reestructuración de la empresa Epitermal SA y la incorporación de Sable Resources, cuando el yacimiento cambió de nombre a Don Julio, en honor al baqueano que ayudó a la familia Bastías a explorar la zona a lomo de mula en extensas campañas y que ahora es un referente de toda la comunidad del departamento norteño.

“Tenemos buenas expectativas, como siempre, pero estamos esperando a ver que pasa después de las elecciones, para ver si las reglas del juego cambian. San Juan es un gran ejemplo de esta incertidumbre, en su momento se abrieron tres minas y hoy al estar cerca del final no hay recambio para mantener la industria. Esto se debe a que durante 10 años no se exploró como se debería haber explorado por las retenciones que le pusieron a la minería. Las empresas e inversores internacionales son muy sensibles a estos cambios. No van a volver a invertir si saben que pueden volver las retenciones o los viejos paradigmas industriales”, explicó Bastías.

Y concluyó: “La normativa argentina es una incógnita para los de afuera, la empresa canadiense que financia nuestras inversiones tiene también proyectos en México y Perú, pero en dichos países, la minería sigue igual ante los cambios de gobierno, no se ve alterada, no tocan nada. Esto se debe a que entienden que la exploración es una actividad de mínimo diez años y que requiere de cuatro años más para construir la mina y entrar en actividad, esos son plazos que escapan a la política”.

30 años pasaron desde que Hugo Bastías padre e hijo junto a Don Julio descubrieron el yacimiento denominado originalmente Poposa.

El proyecto

La geología local está representada por un gran estratovalcano compuesto de Mioceno. desarrollado sobre rocas siliciclásticas paleozoicas. La unidad volcánica inferior observada durante esta visita es una andesita de grano fino a afanita de verde a verde con alteración propilítica que se superpone con una secuencia dacítica volcánica gruesa compuesta por ignimbritas, lahares, lavas y cúpulas con alteración argílica, argílica intermidada y argílica avanzada. . 

Pequeños diques de brecha hidrotermales y una brecha grande que probablemente sea un diatrema grande (y se llamará diatreme en este informe) cortaron todas las litologías anteriores y el diatreme luego fue cubierto por rocas laminadas subhorizontales observadas en la cima de las montañas que no eran de campo. verificar durante esta visita. Las unidades laminadas superiores podrían ser material de caída de cenizas o material epiclástico depositado en un lago formado sobre el cráter diatreme.

Se infiere una falla importante de NNE a lo largo del arroyo Poposa con un posible desplazamiento hacia abajo del bloque occidental.

La mineralización más conocida en Poposa ocurrió en vetas ricas en sulfuro de alta asociación de sulfuración dominantes por pirita y enargita. Los minerales de alteración incluyen ensamblaje de alteración argílica y argílica avanzada como illita, alunita, caolinita, dickita, diapora y pirofilita.

 

La exploración previa en Don Julio identificó un gran estratovolcán del Mioceno desarrollado sobre rocas siliciclásticas paleozoicas con una litocapa de 4 X 3 km con una gran anomalía geoquímica de Au robusta, alteración generalizada de cuarzo-alunita e ilita-pirita con fuertes conquistadores de nivel superior (Hg). Se está trabajando para refinar múltiples zonas objetivo de sílice vuggy:

+ Contacto volcánico-sedimentario (estilo Alto Chicama)

+ Contacto de dacite dome y ignimbrite (Tucary, estilos Pierina)

+ Dentro del diatreme (Veladero, estilo Alturas)

A lo largo de la falla de Poposa

Historia y dedicación

La exploración en la denominada Faja Volcánica Olivares (donde se encuentra Don Julio) comenzó en el año 1989, cuando todavía no era considerada como una zona de carácter volcánico. Según comentó la familia Bastías, llegaban hasta un puesto en medio de la cordillera y el baqueano Don Julio ya tenía preparadas las mulas, el equipo para armar el campamento, la comida y todos los insumos necesarios.

“Es un hombre muy preparado que conoce mucho la zona, ya que trabajó mucho tiempo con mi padre. Hacíamos cuatro días a lomo de mula para llegar hasta la zona donde comenzaba a verse el suelo amarillo por la presencia de mineral”, comentó Hugo Bastías. Y agregó: “Don Julio nos llevaba, nos hacía de comer, armaba el campamento, sabía donde ir por agua, de donde llegaba el viento etc. Y luego de 15 días nos traía de nuevo hasta el punto donde nos buscaba una camioneta”.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual