Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

PROYECTOS

Doe Run aprueba segregación y nace Nueva Cobriza

El futuro de La Oroya se definirá en otra junta

MINING PRESS/Día 1

Junta de Acreedores aprobó parte del ‘plan de choque’ presentado por el administrador concursal Carrizales. 

La Junta de Acreedores de Doe Run dio su visto bueno  a la segregación de la mina Cobriza (Huancavelica) en una empresa separada, denominada Nueva Cobriza, con el fin de facilitar su venta en una subasta pública que se llevará a cabo en noviembre próximo.

Por el contrario, decidió aplazar para una siguiente junta – aún sin fecha – la segregación del Complejo Metalúrgico de la Oroya (CMLO) en una nueva empresa que se denominará Nueva La Oroya.

Ello, debido a la oposición de los trabajadores minero-metalúrgicos, que abogan por la transferencia directa de los activos.

“A petición del representante de los créditos laborales, la Junta de Acreedores acordó postergar para una siguiente sesión los acuerdos correspondientes al destino del CMLO”, explicó Carrizales en nota de prensa.

El “plan de choque” presentado por el administrador consiste en dividir la empresa en dos compañías separadas: una con los activos de Cobriza, cuyas acciones serán subastadas a un operador calificado; y otra con los activos del CMLO, cuyas acciones serán transferidas a una sociedad que será entregada a los trabajadores de La Oroya.

La Junta de Acreedores solamente aprobó la primera parte de dicho plan. No obstante, Carrizales confía en que la segregación de La Oroya también se aprobará.

“Cumplidos diez años del proceso concursal de Doe Run Perú, hoy se ha dado un gran paso en la mejora de la mina Cobriza, y confiamos que la siguiente Junta apruebe la propuesta presentada el 4 de mayo para hacer viable la creación de una nueva empresa con todos los activos de CMLO y la transferencia de sus acciones a todos y cada uno de los acreedores laborales”, refirió.

LA CRISIS DE DOE RUN

Doe Run detuvo sus operaciones en el CMLO en 2009, debido a problemas financieros que obligaron a sus proveedores de concentrados a cortar sus suministros. Un año después ingreso a Indecopi para ser reestructurada.

En ese lapso (2010-2019) Cobriza mantuvo a flote la compañía con los ingresos de sus ventas de cobre, destinados, mayormente a pagar planillas de los trabajadores cesados del CMLO.

Hace dos meses la mina tuvo que paralizar operaciones debido al colapso de su relavera, por falta de mantenimiento.

 


 

PUBLICADO AYER

Doe Run: El plan de choque para La Oroya y Cobriza

Consiste en dividir Doe Run en dos empresas que emitirán acciones. Los trabajadores mineros de La Oroya se oponen.

Tras una década de fallidos intentos de reestructuración y venta, el barco de Doe Run comienza a hundirse. “Visitar La Oroya es como visitar un pueblo fantasma, un escenario de un cuento de García Márquez”, refiere Carlos Carrizales, administrador concursal de la minero-metalúrgica.

El Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) opera hoy al 3% o 4% de su capacidad y sus instalaciones acaban de ser tomadas por 200 trabajadores que exigen una solución al gobierno.

Y el panorama no es mejor en Cobriza (Huancavelica), única fuente de ingresos constantes para Doe Run, cuyas actividades se han detenido por completo debido a la rotura de su relavera en julio pasado.

¿La causa? La falta de inversiones en la mina, pues los US$70 millones que debieron emplearse en mantenerla fueron “aplicados a hacer pagos a cuenta a los trabajadores suspendidos del CMLO”, explica Carrizales.

Se tiene así que, por vez primera en la última década, los dos activos principales de Doe Run se encuentran paralizados.

PLAN DE CHOQUE

En estas críticas circunstancias, el administrador concursal Carrizales ha propuesto un “plan de choque” que consiste en dividir la empresa en dos compañías separadas: una con los activos de Cobriza, cuyas acciones serán subastadas a un operador calificado.

Y otra con los activos del CMLO, cuyas acciones serán transferidas a una sociedad “que emitirá acciones equivalentes al valor de transferencia del CMLO (US$105 millones) y que será entregada a los trabajadores de La Oroya”, explica Carrizales.

Este es el plan que será presentado mañana en la Junta de Acreedores de Doe Run, con la venia aparente del gobierno (que detenta el 51,6% de las acreencias) y la oposición de los acreedores laborales (que poseen el 9,5%).

El derrame de la relavera de Cobriza ha detenido la producción en esta mina (Foto: Difusión)

El derrame de la relavera de Cobriza ha detenido la producción en esta mina (Foto: Difusión)

Para estos, la solución óptima es la dación en pago, es decir, la adjudicación directa a cambio de sus acreencias. Pero, como estas no cubren el monto requerido, han salido en busca de socios interesados en aportar capital.

EL FACTOR CRISVIC

El último de ellos, la empresa Crisvic SAC, se comprometió a ofrecer US$92 millones en efectivo y US$47 millones de créditos concursales para comprar el CMLO y Cobriza.

Para ello presentaron una serie de documentos y transferencias bancarias, que, al ser contrastadas, resultaron ser falsos.

“Lo que hallamos fue que las transferencias vienen de empresas que o están quebradas o tienen una libra o un dólar de capital. Y hay fuertes indicios que los funcionarios bancarios que aparecen firmando estos documentos no existen”, explica Carrizales.

De acuerdo a este, si la Junta no aprueba el “plan de choque” mañana, el escenario que se presenta es continuar con Cobriza inoperativa y un aumento de la conflictividad en La Oroya.

“En agosto de 2020 entra en vigencia la liquidación directa de Doe Run, lo que significa desguazar (desmontar) los activos y parar las operaciones. Pero sin recursos ni ingresos, eso va a suceder mucho antes”, señala Carrizales.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual